Le Magazine Accor Hotels
Descubre el auténtico madrid castizo

Madrid con los ojos de un gato

Tanto que ver en Madrid y tanto por hacer, que realmente hay que priorizar y se suele empezar por aquellas cosas realmente muy muy conocidas. Descubre hoy los planes que hace un auténtico gato madrileño

Un artículo de Marga López

Cuando se visita Madrid por primera vez es realmente complicado elegir qué hacer o por dónde empezar: visitar el Museo del Prado, el Reina Sofía, ir al Thyssen, ir al Rastro, el Retiro o ir al Palacio Real. Son esos sitios que luego, cuando te mudas a Madrid, tienes que visitar tantas veces como visitas tengas.  En cambio, cuando vives en Madrid, aprendes a ver con otros ojos pequeños rincones que no son tan frecuentados, y que pocos turistas visitan o conocen.

Museos menos conocidos para visitar

Esta es mi propuesta para un fin de semana tranquilo visitando la capital con la mirada astuta de un auténtico Gato: Dos propuestas de museos a elegir: el Museo Lázaro Galdiano o el Museo Sorolla.  Los dos museos ofrecen un popurrí de elementos de arte de gran calidad y que pueden interesar a casi todos: pintura, escultura, joyas, cerámica, etc. Elementos de diferentes épocas y estilos que a cualquier amante del arte le dejará fascinado. El Lázaro Galdiano cuenta entre sus paredes, además de una impresionante colección de joyas, con obras de Goya, Velazquez, Murillo, El Greco o El Bosco. En cambio, si lo que quieres es ver la obra de Sorolla, conocer la casa donde vivió y ver de qué objetos se rodeaba no te lo pienses la Casa Museo Sorolla es un lugar lleno de encanto, respira Mediterráneo y te abre las puertas a la pintura y costumbres de la época.

Pasear en busca de joyas por la latina

No recomendaría más de un museo al día, antes sugeriría pasear por Madrid porque es ahí, en sus calles y parques, donde se percibe la esencia de esta capital enorme no sólo por el tamaño, sino también por todo cuanto ofrece.  
Puedes reponer fuerzas en El Mercado de la Cebada, un nuevo concepto de la tapa y mucho menos turístico que El Mercado de San Miguel. Desde La Latina, pasando por la Puerta de Toledo, otra de las puertas de Madrid; de ahí a la Quinta del Sordo, donde se dice que estaba la casa donde vivió Goya antes de irse a Burdeos.  
A pocos metros está la Real Basílica de San Francisco El Grande, que esconde una de las cúpulas más grandes y cuadros de Zurbarán y Goya; al lado, el Parque de la Cornisa, que ofrece una estupenda vista y en época de floración una genial foto junto a la Basílica.  No muy lejos, la Ermita de San Antonio de la Florida, donde siguiendo con el tema de Goya se pueden ver los frescos que hizo el pintor. 

En busca de los mejores parques de Madrid

En el otro extremo de la ciudad, el precioso y poco conocido Parque de El Capricho, creado a finales del siglo XVIII por el impulso de una mujer de gran personalidad, María Josefa Alfonso Pimentel, condesa-duquesa de Benavente y consorte de Osuna, que fue contemporánea de la duquesa de Alba y también como ella, gran amiga de Goya.  
Si eres aficionado al cine o quieres disfrutar de un romántico momento con vistas espectaculares, tienes que ver la puesta de sol en lo alto del Cerro del Tío Pío. Se le conoce por otro nombre, pero eso te dejo averiguarlo a ti... 

Dormir junto a la Plaza de España

Quizá la primavera sea la mejor estación para descubrir Madrid, pero su destacada oferta cultural y de ocio te mantendrá ocupado desde primera hora de la mañana, en cualquier momento del año. Lo que sí merece la pena es cuadrar la escapada para disfrutar un domingo completo en la capital. El descanso dominical, en Madrid no es tal y aquí te diré cómo aprovechar un domingo al máximo. 
Como alojamiento recomendado en Madrid, el hotel Mercure Madrid Plaza de España, con un estilo muy vintage, te ambienta ya en un fin de semana lleno de arte. Amanecer en plena Gran Vía te prepara para un fin de semana muy madrileño, donde empezaremos por un estupendo desayuno en el hotel para coger fuerzas y vivir un día intenso.  
Empezamos por el Museo Lázaro Galdiano en pleno barrio de Salamanca, donde descubrirás una colección ecléctica de obras maestras que puedes disfrutar en detalle porque, aunque hay mucho que ver, pero el museo tiene unas dimensiones asequibles. Está ubicado en la calle Serrano, muy cerca puedes disfrutar de las mejores boutiques de lujo y tendencias, ¡déjate llevar! 
Uno de los jardines más escondidos de Madrid está al final de la calle Alcalá (Metro Suanzes), la Quinta de los Molinos, no hay que perderse la visita entre los meses de marzo y abril, según sea el clima, porque sus numerosos almendros se llenan de flores y son un espectáculo para la vista. Finalizaremos el día de vuelta en metro con un paseo en el teleférico que sale del Paseo del Pintor Rosales, muy cerca del Templo de Debod. Vas a disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad y un momento flaimitudemun (si no te asustan las alturas, claro). 

 

Vous avez aimé ? Partagez !

Aleatorio

Más ideas de viajes