Le Magazine Accor Hotels
disfrute enológico

5 bodegas y una vinoteca en Valladolid

Pasión por el vino. Es lo que tiene, vive y saborea una provincia como Valladolid cuando se sienta a la mesa en buena compañía

Un artículo de José Miguel Redondo, autor del blog El Rincón de Sele

Existen pocos lugares tan orgullosos de tener nada menos que cinco denominaciones de origen y que su corazón lata en barrica de roble. Porque en esta tierra, abierta en canal tanto a los rigores de la ribera del Duero como a las cencelladas que blanquean un carácter noble y 100% castellano se mueven las finas copas de cristal mimando tanto su interior que da la sensación de que esté meciendo un tesoro. Pero no exagero, porque en cierta forma lo es. Decir Valladolid es hablar de hacer un viaje a través del vino, paladear lo mejor de una región con mucho que ofrecer.

Una ruta de vinos

No cabe duda de que el enoturismo en la provincia se ha convertido en un valor seguro. Disponiendo en su territorio de cinco denominaciones de origen y cientos de bodegas (muchas de ellas visitables) resulta fácil prepararse una ruta y conocer por dentro los entresijos de los Ribera del Duero, Toro, Rueda, Cigales y Tierras de León. El centro de este universo podría considerarse el castillo de Peñafiel con su renovado Museo Provincial del Vino, una manera espléndida de comenzar un viaje a los mundos de Baco en esta tierra de alma castellana.

Seis recomendaciones magníficas

Tras recorrer Valladolid en no pocas ocasiones me gustaría recomendaros cinco bodegas y una vinoteca para seguir cultivando vuestro espíritu de sumiller: 
  • BODEGAS GRUPO YLLERA: El corazón de la Denominación de Origen Rueda proporciona una experiencia enoturística completa a través del hilo de Ariadna, una forma de recorrer un auténtico laberinto de barricas y ánforas escapando del minotauro (hay kilómetros de galerías subterráneas) y aprovechando a conocer el mundo del vino a través de la mitología. La de Yllera es una visita obligada para pequeños y mayores. 
  • DEHESA DE LOS CANÓNIGOS: ¿Cómo se explica que un inmenso caserío vasco se haya fusionado con los viñedos del valle del Duero? En Dehesa de los Canónigos, a mitad de camino entre Pesquera y Valbuena de Duero (donde se puede visitar un espectacular monasterio cisterciense) se puede visitar una finca con historia y carácter. Uno de los mejores casos de éxito de la Ribera del Duero. 
  • BODEGAS CEPA 21: Cuando se deja ver la linde de la provincia de Burgos surge un concepto moderno de bodega como es Cepa 21. La visita enoturística y sus respectivas catas tienen un complemento perfecto en el espacio gastronómico Cepa 21. Sabores tradicionales, pero dentro de recetas actuales permiten disfrutar de una degustación inolvidable con vistas a los viñedos. 
  • BODEGAS Y VIÑEDOS ALFREDO SANTAMARÍA: En el municipio de Cubillas de Santa Marta, uno de los corazones de  la Denominación de Origen Cigales y, por supuesto, del mítico “clarete”, hay no pocas bodegas en las que descubrir este secreto rosado. Una bodega familiar (bueno, algo más que familiar) que asegura una experiencia auténtica y cercana es Bodegas y Viñedos Alfredo Santamaría. La esencia del vino tal cual siempre fue. Sin trampa ni cartón. 
  • BODEGAS COMENGE: En la localidad de Curiel de Duero, a un paso de Peñafiel, donde hay nada menos que dos castillos, se puede visitar una bodega con unas vistas formidables de la Ribera del Duero mientras se catan buenos caldos. Pero es que además se ofrece un “extra” inolvidable como pasear en calesa por los viñedos y el corazón de uno de los pueblos más pintorescos y coquetos de la provincia de Valladolid. 
  • VINOTECA SEÑORITA MALAUVA: En el mismo centro de Valladolid, el número 2 de la Calle Arribas se encuentra la vinoteca “urbana” con más estilo de Castilla y León. Señorita Malauva es en sí una fiesta y la experiencia en grupo consiste en disfrutar del vino de una manera divertida. Uno de los highlights suele ser las catas a ciegas, con un antifaz y teniendo que demostrar el sumiller (también urbano) que llevas dentro. 

¿Dónde hospedarse en Valladolid?

Espero hayas tomado buena nota de estos consejos para tu próxima escapada a la ciudad del Pisuerga. El hotel Novotel Valladolid supone una base excelente para hacer una y mil rutas, no sólo a bodegas y experiencias enoturísticas sino también para salir a descubrir el patrimonio de una provincia con una asombrosa riqueza histórica, artística y cultural.  
Eso sí, no hace falta que te recuerde que si bebes no conduzcas…  

Vous avez aimé ? Partagez !

Aleatorio

Más ideas de viajes