Le Magazine Accor Hotels
Los sabores de Roma

Una ruta gastronómica por el Trastévere de Roma

Repudiado durante años por su carácter humilde y popular, el Trastévere es hoy un barrio de visita obligada en Roma. Sus estrechas callejuelas guardan un sinfín de pequeñas trattorias y locales de pizza al taglio para captar la esencia de la cocina italiana a precios reducidos

Fuente de los Cuatro Rios en la Piazza Navona
Fuente de los Cuatro Ríos en la Piazza Navona de Roma

Hubo un tiempo en el que el Trastévere de Roma era un lugar que no despertaba ninguna atracción al visitante, eclipsado por las maravillas que ofrece la capital italiana. Se trataba de un barrio humilde, con aroma medieval, repleto de callejuelas angostas y de viviendas antiguas, que era imposible que robara protagonismo a todos aquellos monumentos que ocupan un lugar preferente dentro de un viaje a Roma: el Coliseo, el Foro, la Fontana de Trevi, la Piazza Navona… Parecía descabellado pensar que alguien pudiera perder un minuto de su tiempo en adentrarse en un barrio que se extiende al otro lado del río Tíber y que llega prácticamente hasta la Ciudad del Vaticano. Pero de un tiempo a esta parte el turista se ha convertido más en viajero, quiere adentrarse en la esencia de cada ciudad y conocer su carácter más auténtico y popular. Y todo ello se encuentra en el Trastévere. En la actualidad no se entiende un viaje a Roma sin el recorrido por sus estrechas calles en busca de edificios singulares, terrazas animadas, jardines urbanos y, especialmente, para conocer sus trattorias y puestos de pizza al taglio donde la cocina italiana alcanza su mayor plenitud. 

El Trastévere, la esencia de la cocina italiana

Aunque muchos romanos sigan renegando de este barrio, el Trastévere se ha convertido en uno de los lugares imprescindibles que ver en Roma. Además de por su animada vida callejera, el visitante encuentra en sus calles algunas de las mejores trattorias y restaurantes de la ciudad para deleitarse con pastas, pizzas y otro sinfín de suculentos platos. Muchos de ellos son locales destartalados, con una decoración que recuerda a tiempos pasados y regentados por amables matrimonios entrados en años que nos reciben con los brazos abiertos. Gracias a internet, los blogs y las páginas que puntúan restaurantes, este tipo de establecimientos ha pasado del anonimato, a ser visitados por multitud de personas deseosas de saborear la esencia de la cocina italiana. Un ejemplo es ‘Da Enzo al 29’ (vida dei Vascellari, 29), una trattoria pequeña que se ha convertido en una de las más solicitadas del Trastévere. Esta circunstancia, unida a su reducido tamaño y bajos precios, hace que sea imprescindible reservar para conseguir probar su extraordinaria pasta carbonara.

<o:p> </o:p>

En cuestión de bajos precios es complicado superar a ‘Da Giovanni’ (via della Lungara, 41).A simple vista parece una pequeña tienda de barrio donde a nadie se le ocurriría entrar a comer. Craso error. Dentro nos esperan las delicias de la gastronomía italiana elaboradas con primor y productos frescos. Y todo ello por un precio que difícilmente llega a los veinte euros para dos personas.<o:p></o:p>

Pero no sólo de pizza y pasta vive el que viaja a Roma. Los fogones del Trastévere también nos tienen reservados otros platos no menos suculentos. Por ejemplo, unas clásicas albóndigas. Has oído bien. Uno de los guisos más tradicionales de la cocina mediterránea alcanza en el ‘Bar Lillo’  (via dei Genovesi, 39) su máxima expresión. Y todo ello a precios populares. <o:p></o:p>


Por último, también es posible degustar buenos pescados y mariscos en el barrio más auténtico de Roma. Y eso se puede hacer en el ‘Cornucopia’ (piazza in Piscinula, 18), un restaurante más turístico, pero donde la calidad es indudable.
Pizzería en el Trastévere de Roma
Pizzería en el Trastévere de Roma

Para comer de pie o en plena calle

El Trastévere no sólo se distingue por sus pequeñas trattorias donde sentarse en unas pequeñas sillas de madera ante una mesa con mantel a cuadros para hincarle el diente a unos ‘ravioli ricotta e spinaci’ o a una pasta carbonara. El barrio que mira el río Tíber ofrece también una amplia variedad de pequeños locales donde llevarse una ración de pizza al taglio para tomar de pie en el propio establecimiento, o sacarla a la calle para reponer fuerzas mientras se disfruta con el trasiego que siempre registran sus callejuelas. En Italia se llama pizza al taglio a la pizza rústica que se elabora con ingredientes sencillos (en ocasiones no más de dos) y se hornea en enormes bandejas rectangulares. Posteriormente se corta en porciones cuadradas (de ahí lo de ‘al taglio’, que significa al corte) y se sirve. Este tipo de pizzas se ha popularizado en Europa de la mano de establecimientos de comida rápida con nombres italianos, pero uno de los lugares donde se puede probar la auténtica y genuina pizza al taglio es el Trastévere de Roma.<o:p></o:p>


‘La Boccaccia’ (via di Santa Dorotea, 2) es de esos establecimientos señeros para saborear esta delicia elaborada con productos frescos a y a un precio casi irrisorio. La Renella (via del Moro, 15) también eleva la pizza al taglio a la categoría de ‘delicatessen’ además de ofrecer una gran variedad de dulces.

Vous avez aimé ? Partagez !

¿Quieres saber más?

Continuar con el viaje

NUESTRA GUÍA ROMA NUESTROS HOTELES EN ROMA

Aleatorio

Más ideas de viajes