Viena
 

Cómo sacar el máximo partido de Viena en 3 días

¿Estás planificando un viaje a Viena? Inspírate y descubre todo lo que puedes hacer una vez llegues a tu destino con el itinerario que te sugerimos para una visita perfecta de tres días. Historia, cultura, ocio, restaurantes… No te pierdas ningún detalle durante tu escapada.



▼ Ver las actividades

Viena es más que la capital de Austria. La nobleza de esta metrópolis europea habla por sí sola. Como patria de la dinastía de los Habsburgo, hay algo de aristocrático en esta ciudad. Lo descubrirá durante su viaje a Viena, desde los primeros pasos por las calles del Innere Stadt. La majestuosidad y la elegancia de Viena le acompañan mientras se acerca a la biblioteca nacional. La antigua biblioteca de los Austrias es una de las más hermosas del mundo y la sala de ceremonias es la mejor muestra de ello. Esta estancia de 80 metros de largo se distingue por un fasto barroco y por un inusitado fondo de papiros, de cartas y de manuscritos ilustrados.
Con el palacio Albertina y el palacio Pallavicini como vecinos directos de la antigua biblioteca de los Austrias, su viaje a Viena no puede empezar con mejor pie.
Llega el momento de sumergirse de lleno en el casco histórico, el Altstadt, y recorrer las calles que bordean el elegante bulevar Ringstrasse.
Después de comer en la discreta y encantadora placita de Franziskanerplatz, diríjase a uno de los monumentos que hay que ver en Viena: la catedral de San Esteban. Con sus tejas esmaltadas, su aguja de 136 metros de alto y su estilo gótico, la catedral donde se casó Mozart soporta con grandeza el peso de los siglos, los nueve siglos que le separan de su construcción. Al acabar el día, aprecie la tranquilidad que emana de las elegantes calles que le conducen hasta el Café Central. Sin duda uno de los lugares que hay que visitar durante su viaje a Viena. Detrás de su fachada gótica se encuentra un lugar increíble. Bajo estas dovelas y estas columnas se han encontrado algunos de los personajes más grandes de la historia moderna. Como Leon Trotsky y Sigmund Freud, siéntese para pedir un schnitzel, el típico escalope empanado a la vienesa, y disfrute de la atmósfera cuidada y refinada de este salón legendario, mientras saborea la especialidad del Café Central: el café con nata o schlagobers para los autóctonos.

Día 2 >

▼ Ver las actividades

Su viaje a Viena estará marcado por el esplendor y la grandeza de los Habsburgo. Vaya a la residencia de verano de la dinastía real: el castillo de Schönbrunn. De Napoleón a la princesa Sissi, pasando por Mozart, las 1441 estancias del edificio recibieron a ilustres invitados antes de abrir sus puertas al público. Un monumento suntuoso y opulento, que se visita sobre todo por sus salas de ceremonia imperial, como la gran galería y la pequeña galería, donde puede admirar una riqueza decorativa digna de Versalles. Salga de este desfile de ornato para apreciar mejor el lugar desde el jardín barroco y su gran parterre, la columna vertebral del jardín.
Después de esta primera experiencia tras los pasos de los Habsburgo, regrese a la ciudad y pase por las puertas del Hofburg. El mayor palacio de Viena fue, hasta 1918, el lugar central de la dinastía real, y por ello, un tesoro arquitectónico fuera de lo común por su desmesura. Allí descubrirá un encadenamiento de estucados, de frescos, de candelabros y de dorados. Diríjase a la parte antigua del castillo, la que contiene entre otros el tesoro imperial de Viena y los aposentos de la mítica Sissi.
Una vez visitado el Hofburg, podrá dejar atrás este mundo de princesas para acercarse a orillas del Danubio. En noche cerrada, el Donaukanal, o canal del Danubio, acoge una multitud de noctámbulos y de amantes de la música electrónica. En el Grelle Forelle se encuentra la referencia vienesa de las pistas. Siga al gentío hasta el Flex, el club vienés más famoso de Europa, sobre todo por su selección musical. ¡Su viaje a Viena empieza a ganar ritmo!

< Día 1 Día 3 >

▼ Ver las actividades

Para esta última etapa de su viaje a Viena, la jornada empieza pronto. Saboree un café vienés alrededor de la Staatsoper, la ópera de Viena. Considerado como uno de los más prestigiosos del mundo, este edificio se inscribe en la tradición musical de la ciudad para instalar al visitante en el Ring, una arteria urbana que circunda el centro histórico de la ciudad. Con un estilo neorrenacentista, la ópera de los Habsburgo ha personificado el refinamiento austriaco del siglo XIX. Descúbralo subiendo los escalones de la gran escalera para dominar el escenario desde uno de los palcos tapizados de rojo.
El resto de la jornada está marcado por la huella de la Secesión, la corriente artística que nació en Viena entre 1896 y 1906 y que influyó a toda Europa a través del art nouveau. Al pasar por las puertas del magnífico Pabellón de la Secesión, al sur de la ópera, comprenderá la importancia de la aportación de esta corriente de la que Gustav Klimt, Josef Hoffmann y Koloman Moser fueron los embajadores por todo el mundo. Bajo esta impresionante cúpula dorada, descubra un fresco original de Klimt, el más conocido de todos: el friso de Beethoven y sus innumerables figuras vegetales, oníricas y animales.
Como colofón de esta escapada a Viena, visite el Spittelberg. Este barrio, situado en las cercanías de los museos del Hofburg, revela patios traseros románticos y jardines sombreados donde saborear las especialidades vienesas como el schweinsbraten, un asado de cerdo típicamente vienés.
Una vez caída la noche, contemple las fachadas iluminadas del Museo de Historia del Arte y del Museo de Historia Natural de Viena. Un paseo poético para acabar de la manera más hermosa su viaje a Viena.
bold;Viena es uno de los destinos europeos más elegantes y refinados. Centro histórico y cultural durante siglos, ha conservado su rango y sigue abriéndose a la modernidad, siglo tras siglo. Una apertura que puede descubrir, si se queda más tiempo, en el Museo Leopold, el Kunst Haus Wien o el MuMok, el museo de arte contemporáneo de Viena.

< Día 2

Nuestros hoteles en Viena

 

My TripPlanner

Para disfrutar de Trip Planner, deberás estar registrado.

Conéctate Regístrate