Toulouse
 

Cómo sacar el máximo partido de Toulouse en 3 días

¿Estás planificando un viaje a Toulouse? Inspírate y descubre todo lo que puedes hacer una vez llegues a tu destino con el itinerario que te sugerimos para una visita perfecta de tres días. Historia, cultura, ocio, restaurantes… No te pierdas ningún detalle durante tu escapada.

▼ Ver las actividades

En Toulouse, no sólo la buena vida forma parte esencial del patrimonio de la ciudad: también lo hace el ladrillo. Este es el material cuya tonalidad característica origina el apodo de la urbe, conocida como la "ciudad rosa". Fue a causa de una escasez de piedra y de la abundancia de arcilla que los habitantes de las inmediaciones decidieron construir su ciudad con ladrillos. Una buena decisión, pues hoy Toulouse es una de las ciudades más bellas del mundo.

Para empezar, vaya directamente a la Plaza del Capitolio, un espacio enorme que tiene la particularidad de no contener ninguna construcción. Mientras que tres de sus cuatro lados están flanqueados por calles, el último está ocupado por el Capitolio. Este gran edificio, cuya construcción se remonta a 1190, alberga desde hace 800 años la sede del poder municipal, es decir el ayuntamiento en la actualidad, y un teatro.

Cogiendo la Rue du Taur, al norte de la Plaza del Capitolio, se llega a la Basílica de San Sernín, Patrimonio de la Humanidad. Construida entre los siglos IX y XIII, es la iglesia románica más grande aún en pie en Europa y un importante lugar de peregrinación en la ruta del Camino de Santiago. En su interior se pueden visitar las cinco naves y el tesoro de la basílica, que contiene las reliquias de San Saturnino, mártir de la ciudad a quien está dedicada la iglesia.

Para almorzar, puede encontrar sustento rápidamente en la misma Rue du Taur, pues el Occi'Fast Good combina el servicio de comida rápida con los placeres de la gastronomía local.

Volviendo a la Rue du Taur hacia el Capitolio y siguiendo su bifurcación a la derecha, se llega al convento de los Jacobinos, una iglesia del siglo XIII muy representativa de la arquitectura gótica en la región. En su interior se halla la "palmera de los jacobinos", una columna de 28 metros de altura única en el mundo.

Una vez fuera de la iglesia, le bastará avanzar con el Capitolio a la espalda para llegar al Garona y sus muelles, lugar de reunión y descanso para todos los habitantes de Toulouse. Siguiendo los muelles en el sentido de la corriente y luego atravesando la exclusa de San Pedro sobre el canal de Brienne, se accede al espacio EDF Bazacle, una planta hidroeléctrica que propone exposiciones y ofrece unas hermosas vistas del río.

Día 2 >

▼ Ver las actividades

Al día siguiente, diríjase a la Catedral de San Esteban, al sur del Capitolio. Esta catedral, muy ecléctica en su arquitectura, combina varios elementos diferentes inspirados tanto en el arte gótico del norte de Francia como en la arquitectura del Sur. En el interior se encuentra la tumba de Riquet, el creador del Canal du Midi, que no tardará en descubrir.

Al salir, siga hacia el sur para llegar hasta la plaza Boulingrin, un jardín del siglo XVIII muy agradable, especialmente si ha previsto hacer un picnic.

A continuación llega el momento de poner rumbo al este hasta el famoso Canal du Midi, que se puede recorrer. Con sus 240 kilómetros de largo y los quince años de obras necesarios para su realización, el canal que conecta la ciudad rosa con el Mar Mediterráneo es toda una proeza humana y técnica. Inscrito en el Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es uno de los canales más antiguos de Europa aún en funcionamiento y probablemente el más impresionante. Si deja su orilla a la altura del Museo Georges Labit, podrá acceder al jardín botánico y su museo.

Al caer la tarde regresará al centro para disfrutar de uno de los mejores restaurantes de la ciudad como es el prestigioso bistró Balthazar, en la Rue des Couteliers y cerca del Pont Neuf, o L’Accolade, que en la misma calle ofrece cocina francesa sencilla y original en un entorno de lo más agradable.

< Día 1 Día 3 >

▼ Ver las actividades

Al día siguiente, siga hasta el infinito y más allá poniendo rumbo a la Ciudad del Espacio, un lugar de fácil acceso al este de la ciudad. Este enorme espacio de 2500 m² está ahí para recordarle que Toulouse es una ciudad pionera en aeronáutica. Allí descubrirá un planetario y varios simuladores que le darán la impresión de haberse convertido en astronauta. Vuelva a continuación al centro para cruzar finalmente uno de los puentes y descubrir un poco de la margen izquierda.

En el jardín Raymond VI, que bordea el Garona, se puede visitar el antiguo matadero o Abattoirs, que alberga el museo de arte moderno de la ciudad y acompaña también los proyectos contemporáneos. Aquí se organizan constantemente exposiciones que le permitirán descubrir la vitalidad cultural de la ciudad y en él hallará obras de Dubuffet, Duchamp, Vasarely, Arman o Brassaï.

Para su última noche en Toulouse debe tener en cuenta que la fiesta se despliega sobre todo en el centro de la ciudad, especialmente en el barrio de Saint-Pierre, Arnaud-Bernard y a orillas del Garona. Es en estas áreas donde se encuentra el mayor número de bares y pubs emblemáticos de la vida nocturna de Toulouse, como es el Communard o el Brueghel l’Ancien.

"La ciudad rosa" o "la ciudad de las violetas"… cuando pensamos en Toulouse inmediatamente nos invaden estos colores. Colores, olores y un delicado acento al cantante Claude Nougaro que nos traen el aire fresco del sur de Francia, la relajación, el sol y el calor humano. En tres días, usted no conocerá más que los principales lugares de la ciudad, pero aún le quedarán numerosas maravillas por descubrir. Si pasa más tiempo en Toulouse, visite la torre Mayor del Capitolio, siéntese a tomar algo en el café Bibent y disfrute de una película en el ABC, el cine de arte y ensayo más antiguo de la ciudad.

< Día 2

Nuestros hoteles en Toulouse

 

My TripPlanner

Para disfrutar de Trip Planner, deberás estar registrado.

Conéctate Regístrate