Niza
 

La guía - Niza

La capital de la Costa Azul es una ciudad cautivadora y rebosante de carácter. Desde hace siglos, de Italia a Francia, la ciudad ha forjado su leyenda, entre destino de vacaciones glamuroso y espacio creativo. Numerosas personalidades artísticas han hecho de este lugar su refugio, desvelando además su inmensa belleza. A orillas del Mediterráneo, la autenticidad y el encanto de Niza son el reflejo de una gran elegancia.

La Côte d'Azur, el azul del mar y el verde de los jardines

Niza es una agraciada: por un lado, el Mediterráneo y su agradable clima, y por el otro, sus oasis de vegetación. En la época de la aristocracia británica del siglo XVIII, el paseo de los Ingleses se convirtió en uno de los lugares favoritos de la ciudad balneario. Desde allí, la vida de Niza parece de lo más tranquila, discurriendo frente al mar y a los transeúntes. La excepcional zona natural del parque del monte Boron, con sus paseos a los fantásticos miradores, le ofrecen todo el esplendor del patrimonio nicense más salvaje. Por último, los jardines de ensueño de la villa Ephrussi de Rothschild, en la cumbre de la península del Cabo Ferret, desvelan una de las joyas de la Costa Azul.

Arquitectura y sitios de la ciudad, espacios de vida y aires italianos

Niza es multicolor. Mezcla de estilos con las cálidas tonalidades de Italia, este antiguo condado del reino de Piamonte-Cerdeña no se unió a Francia hasta 1860, y aún hoy conserva esas suaves influencias, características de los dos países.
Un paseo por el casco antiguo de Niza, sus calles estrechas, peatonales y comerciales, empezando por la plaza Masséna lo demuestra: se encuentra en una ciudad con herencia piamontesa. Edificios y tonos pastel, amarillo, rosa, naranja, llevan la marca del tiempo besado por el sol. La plaza Garibaldi, céntrica e imponente, le proyecta al corazón de la vida nicense, donde se cruzan peatones y tranvías, en una danza tranquila. En medio de este baile se encuentra la fachada barroca de la catedral de Santa Reparata y su cúpula con tejas esmaltadas, que se impone como guardiana de los muros del casco antiguo.

Niza, refugio de artistas en busca de luz

Niza también es una obra de arte. Sus colores y sus luces han seducido a multitud de artistas, como Pablo Picasso, Marc Chagall, Henri Matisse y Auguste Renoir. Estos genios soltaron aquí su equipaje para inspirar sus creaciones, insuflándole un art de vivre a la ciudad y a sus habitantes. El Museo Matisse rinde homenaje a uno de los pintores más importantes que vivieron en Niza. En el Museo Chagall, los lienzos del artista le transportan a la visión espiritual y colorida de sus mensajes bíblicos. El MAMAC (Museo de Arte Moderno y de Arte Contemporáneo) renueva esta intensa relación, moderna y fantasiosa, que mantiene la ciudad con el arte. Entre la reflexión y la capacidad de burlarse de sí mismo, el museo le permite divertirse con el arte gracias a la corriente artística de la Escuela de Niza y las obras de Ben. Las luces de la ciudad inspiraron a estos artistas, todos seducidos por la misma belleza.

La gastronomía nicense, productos y platos de la región

En el centro del casco antiguo, los sabores de la Provenza y del Mediterráneo se maridan con los colores de la ciudad nicense. El rojo y el verde de pimientos, melones y calabacines redondos de Niza se funden con los tonos ocre de las paredes teñidas por el sol. Los vendedores del mercado del cours Saleya le ofrecen una colorida paleta de frutas y verduras de la región. Allí se escogen los pigmentos e ingredientes de futuras composiciones y la cocina se convierte en filosofía de vida. Entre puesto y puesto, puede probar la socca y la panisse, dos recetas autóctonas a base de garbanzos. Los sabores mediterráneos y los productos nicenses son los protagonistas de Lou Pistou, mientras que la Oliviera transmite el secreto de excelentes aceites de oliva, que brillan en los platos y recetas de la región.
En Niza, la Belle Époque que dio su esplendor a la ciudad parece no acabar nunca. Los siglos pasados siguen ofreciendo a los visitantes actuales la elegancia de un destino donde la calma y la sofisticación son primordiales. La naturaleza y el mar, omnipresentes, se unen al carácter a la vez tranquilo y carismático de este emblemático destino de la Costa Azul.

Si te gusta este artículo, ¡compártelo!

Hoy
21 sugerencias de visitas y actividades / 6 hoteles

Si te gusta este artículo, ¡compártelo!

Qué hacer en Niza

Ver los eventos en


Nuestros hoteles en Niza

 

My TripPlanner

Para disfrutar de Trip Planner, deberás estar registrado.

Conéctate Regístrate