Londres
 

Cómo sacar el máximo partido de Londres en 3 días

¿Estás planificando un viaje a Londres? Inspírate y descubre todo lo que puedes hacer una vez llegues a tu destino con el itinerario que te sugerimos para una visita perfecta de tres días. Historia, cultura, ocio, restaurantes… No te pierdas ningún detalle durante tu escapada.

▼ Ver las actividades

"Si puedes ver destruida la obra de tu vida, y sin decir una sola palabra ponerte a reconstruirla". Ninguna ciudad en el mundo encarna mejor el espíritu inglés contenido en este poema de Rudyard Kipling. Ya se trate del gran incendio de 1666 o del Blitz alemán derramando miles de toneladas de bombas sobre Londres en 1940, en cada ocasión, los londinenses reconstruyen pacientemente la misma ciudad heterogénea, joya del patrimonio mundial y, en cada ocasión, la ciudad vuelve a ser más grande y más hermosa.

Su estancia comienza a los pies del monumento más emblemático de la ciudad, el Big Ben, en el interior de la torre del reloj del Palacio de Westminster. No se puede visitar la campana, pero se puede, sin embargo, visitar la Abadía de Westminster, uno de los edificios medievales más célebres del mundo en el que se coronan, casan y entierran los soberanos ingleses.

Continúe después paseando a través del St. James's Park para llegar al Buckingham Palace, la residencia de los príncipes de Inglaterra. Con un poco de suerte, llegará allí sobre las 11:30 h, la hora del cambio de guardia, lo que da lugar a un bonito desfile y toda una ceremonia.

Para el almuerzo diríjase directamente a Hyde Park para hacer un picnic en sus 250 hectáreas de zonas verdes, y no se pierda el Speaker’s Corner, un lugar donde todo el mundo puede hablar y arengar a la multitud.

En Trafalgar Square se encuentra la National Gallery, que puede visitar gratuitamente. En su interior descubrirá una de las mejores galerías de arte del mundo, con obras de Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Tiziano, Velázquez, Monet, Van Gogh, Cézanne, pero también de famosos paisajistas ingleses como Gainsborough , Constable y Turner.

Al salir, pase por las calles Pall Mall y Regent Street para llegar hasta Piccadilly Circus, el centro de Londres y el trampolín hacia una tarde dedicada a las compras en las calles comerciales adyacentes.

Por la noche, quédese donde está: al norte de Piccadilly Circus comienza el barrio del Soho, uno de los barrios más animados de la noche londinense. Si sobre todo tiene ganas de pasear, el sur del distrito está formado por el Chinatown londinense: un lugar que le transportará, en unos pocos pasos, hasta el otro lado del planeta.

Día 2 >

▼ Ver las actividades

Al día siguiente, encamínese a la orilla derecha del Támesis para visitar la Tate Modern, cuya envergadura respecto al arte moderno y contemporáneo es equiparable a la de la National Gallery respecto a las Bellas Artes: es decir, es el museo inglés de referencia. Allí encontrará obras de Dalí, Warhol, Hopper o Magritte.

Justo al lado de la Tate Gallery, siguiendo el Támesis en el sentido de la corriente, el Shakespeare’s Globe es una fiel reconstrucción del famoso teatro del siglo XVI en el que el dramaturgo inglés hizo representar algunas de sus obras. La única diferencia con el teatro original consiste en que los arquitectos han añadido un sistema de protección contra incendios, lo que debería permitir que el teatro no sufra el mismo destino que su ilustre antepasado.

Continúe siguiendo el Támesis, siempre en el sentido de la corriente, y prestando atención a las construcciones ante las que pasa, como la sede del Financial Times o el famoso London Bridge, hasta llegar al Tower Bridge, a la altura de la Torre de Londres.

La visita de esta fortaleza medieval, que funcionaba como prisión, debería provocarle algunos escalofríos al evocar las leyendas que habitan el recinto, pero también al maravillarse ante las joyas de la corona y el diamante Koh-i Nor, una piedra preciosa de 105,602 quilates cuyo valor se estima en más de 10 libras esterlinas (y que fue robado por Olrik en un álbum de Blake y Mortimer).

< Día 1 Día 3 >

▼ Ver las actividades

Para la noche, nada más tradicional que un buen pub londinense, tan imprescindibles en la capital británica como los cafés en la francesa. Y como los cafés parisinos, los pubs londinenses están por todas partes. Dé un paseo por las inmediaciones de la City, uno de los distritos financieros más importantes del mundo, y los encontrará sin problemas.

A la mañana siguiente pondrá rumbo al Museo Británico lo antes posible con el objeto de evitar la gran afluencia que genera este museo excepcional. Le haría falta más de un día para recorrer el museo, por lo que es recomendable concentrarse en los departamentos más importantes o que más le interesen. La parte dedicada a las antigüedades egipcias es particularmente interesante, aunque sólo sea para admirar la piedra Rosetta, gracias a la cual Champollion descifró los jeroglíficos.

Después de aprovechar la amplitud del Regent Park’s para hacer un picnic, la tarde será más tranquila y estará dedicada a pasear. Tome el metro para llegar hasta Notting Hill, al oeste del centro de la ciudad, que es un barrio particularmente agradable y a la vanguardia de la moda. Allí encontrará muchas tiendas de música, el famoso rastro de Portobello Road y numerosas tiendas de antigüedades.

Su última noche en Londres es el momento de salir un poco de fiesta y descubrir los lugares de moda de una de las capitales mundiales de la música. Para encontrar discotecas con un ambiente muy chic diríjase más bien al norte de la ciudad, al barrio de Camden, y pruebe por ejemplo en el Electric Ballroom. En el este, Hoxton y Shoreditch ofrecen un ambiente más informal. La Fabric, situado en el corazón de Londres, es por su parte una de las mecas de la música electrónica.

Como todas las grandes capitales del mundo, Londres es una ciudad universo que no se domina en sólo tres días. Sin embargo, este viaje le permitirá conocer los lugares más emblemáticos de la capital inglesa. Si tiene la oportunidad de pasar en ella más tiempo, vaya a cruzar el famoso paso de peatones de Abbey Road, descubra Whitechapel con su famoso destripador y rinda homenaje a la Marina Británica en el Maritime Museum.

< Día 2

Nuestros hoteles en Londres

 

My TripPlanner

Para disfrutar de Trip Planner, deberás estar registrado.

Conéctate Regístrate