Londres
 

Cómo sacar el máximo partido de Londres en 3 días

¿Estás planificando un viaje a Londres? Inspírate y descubre todo lo que puedes hacer una vez llegues a tu destino con el itinerario que te sugerimos para una visita perfecta de tres días. Historia, cultura, ocio, restaurantes… No te pierdas ningún detalle durante tu escapada.



▼ Ver las actividades

Su viaje a Londres comienza en el Palacio de Buckingham, el más famoso de Inglaterra, residencia de los soberanos del reino. Si la bandera está izada, quiere decir que la reina se encuentra en sus aposentos. Sin embargo, si quiere ver la ceremonia del cambio de guardia hay que ir al palacio antes de las 11 h de la mañana, para poder disfrutar del espectáculo desde un buen sitio.
Llega el momento de hacer una parada para comer en el parque Saint James. Acomódese en el café homónimo y disfrute de las vistas de la fauna y flora de este parque real, contiguo a la residencia de la reina. Seguro que tendrá la suerte de cruzarse con alguno de sus famosos residentes: allí los pelícanos y los patos azulones conviven en perfecta armonía.
Continúe su visita empezando la tarde en el monumento por excelencia de Londres, el Big Ben, que marca la hora de la ciudad. Admire el interior de la torre del reloj del Palacio de Westminster, sede del parlamento británico de Londres. Aproveche para visitar la Abadía de Westminster y aprender un poco más sobre la historia de los soberanos del reino de Inglaterra. Un paseo por el cuartel general de Churchill, el museo Churchill War Rooms, le permitirá descubrir las estrategias que motivaron los esfuerzos bélicos de 1939 a 1945.
Llega el turno de Trafalgar Square, uno de los lugares más populares de la ciudad, entre artistas callejeros y la estatua del almirante Nelson. Ahí también es donde se encuentra uno de los más hermosos museos de la ciudad: la National Gallery. Admire de forma gratuita las obras de gigantes ingleses de la talla de Turner y Constable, además de lienzos de maestros como Tiziano, Monet, Botticelli o Van Gogh.
Termine el primer día por todo lo alto: el London Eye es un excelente punto para contemplar la ciudad y el Támesis al atardecer. Podrá ver el camino recorrido y orientarse para continuar su viaje a Londres, o decidir dónde cenar, en uno de los restaurantes al pie de esta noria.

Día 2 >

▼ Ver las actividades

Para la siguiente etapa de su viaje a Londres, empiece la jornada en el norte de la ciudad dirigiéndose a la Torre de Londres. El edificio, construido por Guillermo el Conquistador en 1708, ha servido sucesivamente como castillo, fortaleza, torre de defensa, prisión y armería. Este enclave medieval actualmente está clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y protege las joyas de la corona que, por sí solas, atraen a gran número de visitantes.
Ahora toca poner rumbo a Southwark, al sur de la ciudad. Atraviese el Tower Bridge, aprecie su arquitectura victoriana y las vistas sobre el Támesis, antes de continuar en dirección al nuevo Londres y la Tate Modern, la gigantesca galería de arte moderno construida en una central eléctrica en desuso. Además de observar lo mejor del arte contemporáneo, deambule libremente por los 14 000 metros cuadrados de exposición del edificio y descubra sus numerosos pisos, así como la inmensa sala de máquinas donde actualmente se encuentra la entrada y algunas instalaciones y exposiciones excepcionales.
Es la hora de comer, el momento perfecto para rendir homenaje a la calidad de los productores ingleses en el Borough Market, uno de los mercados más viejos del país y el más famoso de la ciudad. Todos los productos son frescos en este mercado, donde puede descubrir la inmensa selección que se ofrece a los residentes y a los restauradores de la zona. Desde filete de canguro a huevos de avestruz, pasando por especias caribeñas, ¡hay de todo! Todos los sentidos se despiertan y uno no da abasto en este paraíso de sabores. Navegue entre especias, carnes, pescados, pasteles, quesos y vinos, sin perder el rumbo entre los numerosos puestos de comida repartidos durante todo el recorrido. Lo más difícil es elegir qué cocina descubrir hoy: desde una crêpe etíope hasta un ragú de buey escocés, el abanico es de lo más amplio.
Por la noche, diríjase hacia el West End para disfrutar de la mejor oferta de la ciudad en lo que respecta a teatro y espectáculos musicales para todos los públicos. En su viaje a Londres, este Broadway inglés es un tesoro de ocio con una cartelera de más de 30 sitios y espectáculos, entre danza y comedia. The Book of Mormon y su humor irresistible es uno de los mayores éxitos de estos últimos años, en la categoría de musical. Reserve con antelación en función del programa y de las producciones del momento, pero siempre teniendo en mente la regla de oro del West End: dese un homenaje y disfrute sin complejos.

< Día 1 Día 3 >

▼ Ver las actividades

Por la mañana, empiece con un brunch en Hyde Park: el Serpentine Bar & Kitchen le ofrece unas vistas inigualables del lago y le permite coger fuerzas para empezar serenamente este último día de su viaje a Londres. Relájese y admire el excepcional mantenimiento de estos jardines ingleses: en pocas ocasiones la naturaleza, los árboles, las flores y la fauna le habrá parecido tan armoniosa. Londres es una ciudad verde, aproveche.
Al cruzar en dirección a Kensington Gardens, pase por delante del monumento conmemorativo de la princesa Diana y descubra el pabellón de arquitectura y la galería de arte Serpentine a uno y otro lado del puente. Llegará a Kensington Palace, lugar de nacimiento de la reina Victoria, pasando por delante de la magnífica estatua de mármol que representa su coronación a la edad de 18 años.
Aproveche un descanso para tomar el tradicional té de las cinco en el Museo Victoria y Alberto, donde se encuentran suntuosas salas de la época victoriana como los salones Morris y Gamble, además de espacios al aire libre, para apreciar como se debe este momento «so british». Desde aquí es muy fácil continuar la visita descubriendo la inmensa selección del V&A, museo de arte y de diseño que va desde los bordados chinos a los vestidos del genial diseñador Alexander McQueen.
Para terminar este viaje a Londres, disfrute de una tarde de compras en los grandes almacenes de Harvey Nichols y Harrods, ubicados en el barrio de Knightsbridge.
Por último, no puede terminar su viaje sin visitar uno de los numerosos pubs de la ciudad. Elegir bien es de lo más sencillo: si hay gente, es un buen lugar. Encontrará encantadores ingleses que no dudarán en aconsejarle sobre buenos planes y sitios que descubrir en su próxima visita.
En este viaje a Londres lo habrá notado, la capital británica es una ciudad múltiple que no se puede visitar en solo 3 días. Así que no tenga prisa y disfrute cada momento para regresar más adelante con tranquilidad y déjese llevar por la energía reinante.

< Día 2

Nuestros hoteles en Londres

 

My TripPlanner

Para disfrutar de Trip Planner, deberás estar registrado.

Conéctate Regístrate