Hong Kong
 

Cómo sacar el máximo partido de Hong Kong en 3 días

¿Estás planificando un viaje a Hong Kong? Inspírate y descubre todo lo que puedes hacer una vez llegues a tu destino con el itinerario que te sugerimos para una visita perfecta de tres días. Historia, cultura, ocio, restaurantes… No te pierdas ningún detalle durante tu escapada.



▼ Ver las actividades

Al aterrizar en Hong Kong, le recomendamos encarecidamente que mire por la ventanilla. La ciudad extiende ante sus ojos un rosario de rascacielos que desafían las leyes de la gravedad y rivalizan en osadía arquitectónica. ¡Sería una pena perderse estas magníficas vistas aéreas! Comience pues su periplo por todo lo alto. Tome el funicular para ir al pico Victoria. Es una de las visitas que no se puede perder en Hong Kong y que le permite disfrutar de unas de las mejores vistas panorámicas de la ciudad y su bahía. Visite la galería histórica Peak Tram y conocerá todos los detalles de la historia de esta fascinante ciudad.
Descienda por el Hong Kong Park para seguir disfrutando de las maravillas que le ofrece la naturaleza, antes de unirse al bullicio de la ciudad. Una vez abajo, tome el Star Ferry para descubrir la bahía de Victoria durante un pequeño crucero marítimo. Aproveche para admirar la Torre del reloj de la antigua estación central. A continuación, diríjase al dinámico barrio de Wan Chai, hacia el este, para sumergirse en un bosque de rascacielos. De una vuelta por el HKCEC, el centro de congresos de Hong Kong, de arquitectura futurista, sin olvidar la gran noria y la plaza Golden Bauhinia Square, donde reina una estatua que reproduce la flor emblemática de la ciudad de Hong Kong. Si le gusta ir de compras, disfrutará especialmente en los barrios de Causeway Bay y Central. Son barrios muy populares que alcanzan sus máximas cotas de afluencia los fines de semana. Prepárese para mezclarse con la muchedumbre para encontrar las mejores gangas.
Tómese el tiempo para hacer una visita diferente al hipódromo Happy Valley. Termine la jornada pasando la noche en un entorno chic, en el barrio del Soho en Lan Kwain Fong, donde le espera un amplio abanico de restaurantes y bares.

Día 2 >

▼ Ver las actividades

Para este segundo día de su fin de semana en Hong Kong, ponga rumbo al barrio de Kowloon. En este animado barrio se encuentra el paseo peatonal de la Avenida de las Estrellas. Allí podrá contemplar las huellas de Bruce Lee, el actor que dio a conocer la ciudad de Hong Kong al mundo entero. Actualmente, está floreciendo la industria del cine en Hong Kong, y cada rincón de la calle le recordará a una escena de una película de kung-fu. De hecho, el director Wong Kar Wai, uno de los cineastas asiáticos más conocidos, ya filmó el Hong Kong de los años 60 en su cinta 2046... ¡siempre a caballo entre pasado y futuro!
Suba a la plataforma panorámica de la torre Sky100 y después visite el templo de Wong Tai Sin dedicado a varias religiones y bañado de serenidad. Formule un deseo o pida buena fortuna: ¡es el lugar ideal!
Paséese después por Nathan Road, la conocida arteria comercial. Poco a poco se acerca al barrio de Tsim Sha Tsui y su animado paseo marítimo. A continuación, visite el Museo de Historia de Hong Kong, uno de los mejores museos de la ciudad. Nos cuenta el pasado a través de los objetos que exhibe, además de ofrecer una reconstrucción de algunas calles antiguas típicas de Hong Kong.
¿Qué mejor que un mercado tradicional, animado y bullicioso para meterse de lleno en la cultura de la ciudad en busca de recuerdos típicos? Vaya al Ladies Market en Mong Kok. Aunque sea mayoritariamente de ropa, no está reservado exclusivamente a las mujeres. Continúe su itinerario hasta el mercado nocturno de Temple Street, digno de un decorado de película.
Por la noche, toque el cielo eligiendo uno de los numerosos rooftop bar de la ciudad para disfrutar de unas vistas nocturnas de 360º y admire, hacia las 20 h, el mágico espectáculo de luz y color que ofrece la ciudad: la Sinfonía de luces.

< Día 1 Día 3 >

▼ Ver las actividades

El tercer día de su periplo le lleva a las afueras de la ciudad, para alejarse de las multitudes trepidantes. No hay que olvidar que, junto con Tokyo, Hong Kong es la ciudad más poblada del mundo. Tome distancia haciendo una pequeña excursión por las islas. El teleférico Ngong Ping 360 le lleva a la isla de Lantau, con unos paisajes naturales espectaculares. Aproveche este paseo para contemplar el Gran Buda de 34 metros de alto, el templo budista de Po Lin y la aldea de Tai'O, que sin duda merecen la visita. También puede tomar un ferry o un velero para descubrir la isla de Lamma.
Si es amante del mundo marino o viaja con niños, no se pierda el Ocean Park, un parque temático dedicado al universo acuático y dotado de unos 915 000 metros cuadrados.
Si es más de playa, vaya a las de Aberdeen y Repulse Bay, donde podrá comer en un restaurante prácticamente con los pies en el agua. ¿Qué elegirá de la carta: sopa de serpiente o barbacoa china? Y ¿por qué no seguir explorando hasta la isla de Macao, antigua colonia portuguesa recuperada por China? ¡Puede probar suerte en el casino!
Un fin de semana en Hong Kong promete cantidad de actividades y un cambio de aires radical. Si quiere dotar de más magia su viaje todavía, visite Hong Kong durante uno de los más hermosos eventos tradicionales que tienen lugar en la ciudad: el Año Nuevo chino. La fiesta alcanza entonces su apogeo: se la conoce como el mayor festival organizado en Hong Kong. Visto el sentido de la desmesura de esta explosiva ciudad, seguro que se lleva magníficos recuerdos.

< Día 2

Nuestros hoteles en Hong Kong

 

My TripPlanner

Para disfrutar de Trip Planner, deberás estar registrado.

Conéctate Regístrate