Bruselas
 

Cómo sacar el máximo partido de Bruselas en 3 días

¿Estás planificando un viaje a Bruselas? Inspírate y descubre todo lo que puedes hacer una vez llegues a tu destino con el itinerario que te sugerimos para una visita perfecta de tres días. Historia, cultura, ocio, restaurantes… No te pierdas ningún detalle durante tu escapada.

▼ Ver las actividades

No es por casualidad que Bruselas es considerada a menudo como la capital no oficial de Europa. Ciertamente, allí encontramos la mayoría de instituciones europeas, pero usted descubrirá durante su estancia que toda la historia de la ciudad cuenta finalmente la historia de Europa, desde la Edad Media hasta nuestros días. Una Europa cuya diversidad Bruselas expresa perfectamente, así también como sus tensiones y, sobre todo, sus reconciliaciones.

Su visita comienza naturalmente con una de las plazas más bellas del mundo, la Grand Place, que ha sido testigo de los acontecimientos más importantes de la ciudad, especialmente las guerras. Bordeando todo la plaza, cada edificio es único y tiene una historia que contar. El ayuntamiento, que reconocerá por su torre gótica de 96 metros de altura y su arquitectura asimétrica, es el único edificio de la plaza que data de la Edad Media. La Casa del Rey, reconstruida en 1873 en estilo neogótico, no alberga al rey sino al museo de la ciudad, donde se puede contemplar una maqueta de la ciudad durante la Edad Media y también los 883 trajes del Manneken Pis.

Una vez fuera del museo, descienda hacia el sur por la Rue Charles Buls y a continuación por la Rue de l’Etuve, una calle semipeatonal que le llevará hasta el emblema de Bruselas: el Manneken Pis es un símbolo que sorprende en su comparación con la Torre Eiffel o la Estatua de la Libertad, ya que mide unos cincuenta centímetros. Su nombre es bastante explícito pues significa "niño haciendo pis" en el dialecto de Bruselas. Sus orígenes son bastantes inciertos y han dado lugar a muchas leyendas e historias. Menos famosa, su contraparte femenina es visible en el Impasse de la fidelité, al otro lado de la Grand Place.

Después de almorzar algunos mejillones con patatas fritas, la especialidad de la ciudad, se puede visitar el Palacio de Bellas Artes Bozar, situado cerca del centro histórico. Este lugar es muy importante para la vitalidad cultural de Bruselas, pues acoge eventos de todos los ámbitos de la creación, ya se trate de música, exposiciones, espectáculos, cine o arquitectura. El edificio, construido por Víctor Horta a principios del siglo XX, es un ejemplo particularmente notable del estilo Art Decó, del que Bruselas es una de las capitales a nivel mundial mundo.

Regrese por la noche a las inmediaciones de la Grand Place, más concretamente a la Rue des Bouchers, donde encontrará una intensa vida nocturna protagonizada por numerosos bares y restaurantes.

Día 2 >

▼ Ver las actividades

A la mañana siguiente, llega el momento de poner rumbo al segundo gran símbolo de la ciudad después del Manneken Pis: el Atomium. Este no está situado en el centro de la ciudad, sino en la llanura de Heysel, un lugar al que se puede acceder en metro y dónde se celebran las exposiciones universales. Con motivo de la de 1958 fue construido el Atomium. Esta gran estructura representa un cristal de hierro ampliado 165 mil millones de veces con el fin de evocar la ciencia atómica. Sucede que los nueve átomos del cristal se han convertido, en el imaginario colectivo, en un símbolo de la unidad de las nueve provincias que entonces constituían Bélgica, aunque en realidad se trata de una coincidencia. Cada esfera acoge la visita del público y en la más alta se puede disfrutar de los servicios de restauración y de las vistas.

Por la tarde, todavía en Heysel, puede descubrir el parque Mini-Europe, que muestra maquetas de todos los rincones de Europa. ¿Tal vez la oportunidad de planificar la próxima etapa de su viaje?

Por la noche, el café-brasserie Le Cirio es una muy buena elección en cuanto a gastronomía y patrimonio, ya que el edificio de estilo Art Nouveau data de 1886. Este es el café donde Jacques Brel acostumbraba a beber un half en half, una copa de champán llena hasta la mitad de vino espumoso y la otra mitad de vino blanco.

< Día 1 Día 3 >

▼ Ver las actividades

El último día nos dirigiremos al Museo Magritte, que se encuentra justo al lado del Palacio de Bellas Artes. Allí podrá encontrar más de 200 obras del pintor surrealista incluyendo dibujos, pinturas, así como carteles publicitarios, películas, fotos o partituras.

Una vez fuera, suba un poco en dirección al Palacio Real y aproveche el parque para hacer un picnic en este inmenso espacio donde reina la tranquilidad y al que acuden los bruselenses a relajarse.

También junto al Palacio de Bellas Artes, puede visitar el museo de instrumentos musicales, que está considerado uno de los más completos e interesantes del mundo. Cuenta, de hecho, con más de 8.000 instrumentos y una biblioteca especializada en obras musicales.

Bajando unos pocos pasos, se encontrará con la Casa del Cómic. Este museo le permitirá descubrir otra de las principales especialidades de Bélgica. Tintin, Spirou, Blake y Mortimer, Lucky Luke, Gaston, los Pitufos o Boule y Bill… todos tienen en común que vienen de Bélgica. Ya en el interior del museo, podrá entender la línea clara, una especificidad del cómic belga que, contrariamente a la creencia popular, no sólo se aplica al diseño, sino también a la forma de construir las historias.

Aproveche su última noche en Bruselas para volver al centro, de nuevo a las inmediaciones de la Grand Place, y descubrir en el Impasse de la fidelité el Delirium Café: allí probará otra de las grandes especialidades del país, la cerveza, pues el café ofrece más de 3.000 clases diferentes.

Capital de Bélgica, de corazón abierto y amistad fácil como sus habitantes, Bruselas es una de las ciudades más bellas de Europa y esconde numerosos secretos y características excepcionales. Si tiene la oportunidad de pasar un poco más de tiempo en ella, no se pierda el barrio Léopold, en el que se encuentran las instituciones europeas, y el barrio de Marolles con su famoso Mercado de las Pulgas.

< Día 2

Nuestros hoteles en Bruselas

 

My TripPlanner

Para disfrutar de Trip Planner, deberás estar registrado.

Conéctate Regístrate