Berlín
 

Cómo sacar el máximo partido de Berlín en 3 días

¿Estás planificando un viaje a Berlín? Inspírate y descubre todo lo que puedes hacer una vez llegues a tu destino con el itinerario que te sugerimos para una visita perfecta de tres días. Historia, cultura, ocio, restaurantes… No te pierdas ningún detalle durante tu escapada.



▼ Ver las actividades

Durante un fin de semana en Berlín lo primero que hay que visitar es el patrimonio de la ciudad. A lo largo de sus aceras, Berlín adopta diferentes aspectos. Empiece su tour por Berlín con una visita a los principales lugares de memoria histórica alemanes, comenzando por el monumento del Holocausto. Con sus 2711 losas macizas de hormigón repartidas en 19 000 metros cuadrados, resulta un lugar propicio para el recogimiento. Continúe su fin de semana en Berlín adentrándose en los recuerdos alemanes visitando, por la mañana, el monumento conmemorativo del muro de Berlín o el Checkpoint Charlie. Ante este antiguo puesto fronterizo, actualmente defendido por dos actores, se hallará frente a la antigua puerta de acceso entre Berlín Oriental y Berlín Occidental.
Pero el legado berlinés no se compone solo de una sucesión de monumentos y de conmemoración. Su patrimonio le deslumbrará cuando decida dirigirse a la Isla de los Museos. La Museuminsel, enclavada en el centro ciudad de Berlín, incluye el Museo de Pérgamo, donde puede admirar sus colecciones arqueológicas. En el Bodenmuseum, inmediatamente reconocible por su cúpula neobarroca, le esperan esculturas de todas las épocas, como la de Federico Guillermo I de Brandeburgo, a lomos de su corcel. Las colecciones del Neues Museum transportan a la Edad de Piedra, aunque es el busto de Nefertiti el que deja huella.
Después de recuperar fuerzas en una de las cálidas cervecerías que jalonan el río, diríjase a toda una institución cultural berlinesa: el Museo de la RDA. Aquí, se presentan más de 40 años de vida cotidiana alemana a través de colecciones particularmente interactivas y variadas. La poesía obsoleta de estos objetos cotidianos, combinada con un enfoque de lo más pedagógico, le envuelve en una burbuja temporal. De hecho, hasta puede subirse en un Trabant 601, para revivir la mejor época de este emblema automovilístico. Las sorpresas de su fin de semana en Berlín no acaban aquí. Al final del día, apresúrese rumbo a Unter der Linden para contemplar la puesta de sol a través de la majestuosa Puerta de Brandeburgo, uno de los símbolos de Berlín. Gute Nacht!

Día 2 >

▼ Ver las actividades

Berlín es quizá la capital europea de todos los movimientos underground. Durante su visita a Berlín en 3 días, en esta cuna del tecno y crisol del street art, puede admirar obras de arte vanguardistas en medio de una jungla de grafitis. Una faceta de la ciudad que adquiere todo su sentido cuando llega al barrio de Friedrichshain, ante uno de los tramos más grandes del muro de Berlín donde se expresa el talento de artistas internacionales. Aquí se encuentra el famoso fresco del beso protagonizado por Brejnev y Honecker. Recorriendo el muro aparecen otras obras contemporáneas: se trata de la East Side Gallery, una exposición de arte urbano a cielo abierto que marca su escapada a Berlín. Esta porción del muro, muy querida por los berlineses, le permite acceder al otro núcleo artístico y subversivo de Berlín: la RAW-Gelände o «zona bruta». Aquí, distintos grafiteros se han apropiado de cada tramo del muro. Bajo el esponjoso cielo de su fin de semana en Berlín, el color adquiere todo su significado.
Vuelva a atravesar el Spree para visitar el barrio estudiantil de Kreuzberg. Durante una tarde, después de haber degustado una hamburguesa en el Burgermeister, situado en unos antiguos baños públicos, recorra este laberinto urbano que es Kreuzberg. Un barrio moderno y subversivo, donde puede cruzarse tanto con punks como con gente mayor. Aquí, muchas de las calles se han vuelto a pintar con obras gigantescas y es fácil que los gastados muros escondan galerías de arte clandestinas. De hecho, se dice que de las 500 galerías que posee Berlín, la mitad es clandestina.
Pero, ¡si ya es de noche! Ha llegado el momento de conocer el perfil noctámbulo de Berlín. ¡Y qué perfil! Del mítico club electrónico Berghain a los clubes más underground, la capital alemana ofrece numerosas posibilidades para alargar la noche. Regrese al Raw-Gëlande, en el Friedrichshain, para observar la transformación de todo un barrio en panteón rebelde de la noche berlinesa. ¡Que empiece la fiesta!

< Día 1 Día 3 >

▼ Ver las actividades

Después de las locuras nocturnas de la noche anterior, su fin de semana en Berlín le permite apreciar una capital más tranquila. Durante su escapada a Berlín, descubra la vida cotidiana de los autóctonos visitando el Tiergarten, el pulmón verde de la metrópolis berlinesa. Situado detrás del Palacio del Reichstag y de su famosa cúpula de cristal, este verde enclave ofrece un decorado ideal para un paseo matutino, y por si fuera poco, cerca de la famosa Columna de la Victoria. Escuche a su corazón, regálese un paseo en barca por el lago y descubra este lugar que sirvió como huerto municipal en la época de la posguerra. Allí, las cafeterías y las Biergarten, esas famosas terrazas típicas de Múnich, le ofrecen la posibilidad de tomar algo mientras disfruta del bucólico ambiente del parque.
Durante la última tarde de este fin de semana en Berlín, continúe hacia el oeste hasta llegar al castillo de Charlottenburg. Antigua residencia de verano de la reina Sofía Carlota, el mayor palacio de Berlín se terminó de construir en 1713. Si bien el fasto barroco de sus apartamentos puede atraer a los más curiosos, es sobre todo su parque, romántico como pocos, lo que llama a los berlineses.
Retome la dirección al centro de Berlín y al antiguo barrio bohemio de Prenzlauer Berg. Una vez allí, deje que la particular despreocupación que se respira en las calles de coloridas fachadas le lleve hasta los famosos mercadillos de segunda mano de Mauerpark. Objetos vintage, decoración, muebles, ropa nueva o usada, puestos de street food, karaokes improvisados: aquí reina un ambiente disentido y cosmopolita, típico de Berlín.
Berlín no está hecho de una sola pieza. Alternativo y político, subversivo y cortés, electrizante y sosegado, se encuentra en la encrucijada de numerosas influencias culturales e históricas. Berlín, como decía Bowie es «la mayor extravagancia cultural que se pueda imaginar».

< Día 2

Nuestros hoteles en Berlín

 

My TripPlanner

Para disfrutar de Trip Planner, deberás estar registrado.

Conéctate Regístrate