Barcelona
 

Cómo sacar el máximo partido de Barcelona en 3 días

¿Estás planificando un viaje a Barcelona? Inspírate y descubre todo lo que puedes hacer una vez llegues a tu destino con el itinerario que te sugerimos para una visita perfecta de tres días. Historia, cultura, ocio, restaurantes… No te pierdas ningún detalle durante tu escapada.

▼ Ver las actividades

Segunda ciudad más grande de España, aunque destino favorito de muchos visitantes, Barcelona saca provecho de su ubicación a orillas del Mediterráneo y de su intensa actividad cultural para proporcionar un estilo de vida muy agradable y dinámico. Entre los monumentos diseñados por Gaudí, el casco antiguo, los grandes parques urbanos o el puerto, Barcelona ofrece muchas caras que forman una identidad única.

Su estancia comienza en La Rambla, la emblemática avenida de la ciudad que conecta la Plaza de Cataluña con el Puerto. Empiece pues acudiendo a la Plaza de Cataluña, la más grande y central de la ciudad. Una plaza que divide a Barcelona en dos partes. A un lado se encuentra el casco antiguo, la Ciutat Vella, que se sitúa hacia el este en dirección al mar y presenta, como todos los centros históricos de Europa, una trama urbana bastante anárquica formada por estrechas y tortuosas callejuelas. Al otro lado hallará el Ensanche (L’Eixample), un barrio cuyo desarrollo ha sido planificado y se distingue por su arquitectura moderna y su planta racionalizada formada por avenidas rectilíneas.

Siguiendo La Rambla hasta el final llegará al Puerto (conocido en catalán como Port Vell), en el que se encuentra el Monumento a Colón. Si sube a su cúspide, podrá disfrutar de una vista excepcional de la ciudad, especialmente de los dos barrios que lindan con el puerto antiguo: el Gótico, el barrio más antiguo de Barcelona, y la Barceloneta, un barrio de pescadores y marineros de encanto mediterráneo.

Después de almorzar algo de pan con tomate y butifarra, el embutido típico catalán, podrá lanzarse al asalto del Barri Gòtic. No se olvide de perderse un poco por su maraña de travesías y callejones que le llevarán hasta los restos de la época romana de la ciudad, como el Templo de Augusto. También es en esta zona donde podrá visitar la Catedral de Santa Eulalia, que data del siglo XIV y constituye un ejemplo particularmente logrado de arquitectura gótica.

Por la noche, encontrará cerca de La Rambla el restaurante Le Romesco, que ofrece platos tradicionales a precios razonables en un ambiente muy agradable.

Día 2 >

▼ Ver las actividades

Al día siguiente diríjase al Ensanche para visitar la Sagrada Familia, la obra maestra de Antoni Gaudí y auténtico símbolo de Barcelona. Esta catedral, única en el mundo, es uno de los monumentos más exitosos de la arquitectura catalana y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La construcción de la catedral no fue completada durante la vida del arquitecto y su finalización está prevista para el año 2026. La tumba de Gaudí se encuentra en el interior.

Al salir, puede hacer un picnic en el Parque Güell, otra obra de Gaudí declarada Patrimonio de la Humanidad que ofrece además una hermosa vista sobre la ciudad. A estas alturas, usted debería empezar a darse cuenta de que la mitad de la ciudad fue construida o pensada por Gaudí.

Por la tarde puede coger el autobús o el metro para llegar a la Fundación Miró, que cuenta con la mayor colección del mundo de obras de Joan Miró, donada por el propio pintor. Justo al lado puede visitar el Palacio Nacional de Montjuic, situado en la colina del mismo nombre y que alberga un museo militar, o bien el Jardín Botánico de Barcelona, según prefiera usted contemplar armas o flores.

Por la noche, el restaurante Jaica, situado en primera línea de mar en el barrio de la Barceloneta, le dará a su estancia el toque mediterráneo que le corresponde mientras disfruta de unas buenas tapas.

< Día 1 Día 3 >

▼ Ver las actividades

Su tercer día puede dedicarlo al Paseo de Gracia, la otra avenida principal de la ciudad que parte también de la Plaza de Cataluña, como La Rambla, pero en la otra dirección. Como su nombre indica, esta avenida le permite llegar a Gracia, un barrio popular de la ciudad, atravesando todo el Ensanche. En esta avenida encontrará los lugares más emblemáticos del mundo de la moda, así como algunos de los edificios más representativos del modernismo catalán, como la Casa Amatller, las casas Milà y Batlló de Gaudí, o la Casa Lleó Morera.

Siga por la tarde con el mundo moderno, e incluso contemporáneo, visitando el Hangar, un antiguo edificio industrial en el barrio de Gràcia que ha sido asaltado por artistas contemporáneos, a cada cual más original e inspirado. El barrio del Raval resulta también muy atrayente: se trata de un barrio bohemio en el que se cruzan numerosos artistas con interesantes galerías y tiendas como Dead Moon Records, una de las tiendas de discos más prestigiosas de la capital catalana.

En su última noche, no deje escapar el calor de la noche barcelonesa. Diríjase al Heliogàbal si realmente desea saber a qué se parecen las veladas que han consolidado la reputación de la ciudad. Para empezar la noche, algo que sucede por lo general en el Raval, no tendrá ninguna dificultad en encontrar un bar que se adapte a sus gustos, opciones no faltan.

En Barcelona, donde casi todos los edificios son un monumento, no le bastarían 3 días (ni siquiera una vida entera) para conocerla al completo. Sin embargo, su estancia le permitirá ver los edificios más importantes, aquellos que han conformado la reputación de la ciudad, e impregnarse un poco de ese ambiente tan agradable de este rincón del Mediterráneo. Si tiene la oportunidad de pasar en ella más tiempo, no se pierda museos como el Museo de Historia de Cataluña o el Museo Marítimo… ¡y disfrute de la playa!

< Día 2

Nuestros hoteles en Barcelona

 

My TripPlanner

Para disfrutar de Trip Planner, deberás estar registrado.

Conéctate Regístrate