Le Magazine Accor Hotels
1 hora, 1 día, 1 semana

10 lugares baratos para viajar en Brasil

¿No tienes un duro? Ve diez ciudades baratas para visitar en Brasil

¿Quieres viajar, pero estás con poco dinero? Calma, ¡no necestias abrir mano de divertirte! Es posible, sí, realizar viajes baratos en Brasil. Por eso, separamos una lista de 10 lugares baratos para viajar en Brasil, con varias datos especiales para aprovechar lo mejor de estas ciudades. ¡Es solo hacer la maleta y disfrutar el viaje!

Rio Guaíba, en Porto Alegre (Getty Images)
Rio Guaíba, en Porto Alegre (Getty Images)

1) Porto Alegre

Uno de los lugares más baratos para viajar en Brasil es Porto Alegre. Ir a la capital gaucha y no visitar la zona costera del Río Guaíba es casi como ir a París y no conocer el Sena. Da para hacer una caminata por la región o incluso para alquilar una bike en la Fundação Iberê Camargo – además, es un excelente punto de parada para quien le gusta el arte. Ver la puesta de sol en la región es uno de los programas preferidos de los gauchos y la Planta del Gasómetro ofrece uno de los mejores ángulos para el espectáculo. Cerca del Guaíba está también la Casa de Cultura Mário Quintana, antiguo Hotel Majestic, donde el poeta vivió entre 1968 y 1980 y que abriga el súper encantador Café Santo de Casa. Para quien quiere tener un otro punto de vista, también vale hacer un paseo en barco por el Guaíba. Para los amantes del fútbol, un itinerario especial: conoce el Beira-Rio, estadio de Internacional, y la Arena de Grêmio. 
¿Te dio hambre? El barrio Moinhos de Vento es repleto de restaurantes, bares y panaderías. A quien le gusta la noche y tomar una cerveza, vale la pena conocer la Ciudad Baja, el barrio más bohemio de la capital. Para aprovechar la agitación de estos dos barrios de Porto Alegre, opciones de hospedaje no faltan: el ibis budget Porto Alegre, el ibis Styles Porto Alegre Centro y el ibis Porto Alegre Moinhos de Vento poseen excelente ubicación. 
Jardín Botánico, en Curitiba (Getty Images)
Jardín Botánico, en Curitiba (Getty Images)

2) Curitiba

La capital más fría de Brasil ofrece decenas de opciones de parques para visitar: una de las tarjetas postales de la ciudad ciertamente es el Jardín Botánico con sus invernaderos y hermosos jardines. Estos paseos son más económicos y hacen con que Curitiba entre para la lista de los lugares más baratos para viajar en Brasil.
Para quien le gusta la cultura, el Museo Oscar Niemeyer – MON, o Museo del Ojo, es el lugar correcto y cuenta con varias exposiciones, además de una arquitectura de llenar los ojos. Además, la atraçcción está a apenas 2 km del Hotel ibis Styles Curitiba Centro Cívico. La Ópera de Alambre, con su estructura tubular y techo transparente, es otro punto que vale la visita. 
Para matar el hambre, los visitantes tienen un destino definido: el barrio de Santa Felicidade. A quien le guste la región, da para hospedarse en el Hotel ibis Styles Curitiba Santa Felicidade
Para quien quiere conocer el lado más sofisticado de la ciudad, el barrio Batel es el lugar correcto y cuenta con bares, casas nocturnas, restaurantes y shoppings, además de diversas opciones de hospedaje.
¿Tienes un tiempecito extra en la ciudad? Toma el tren Serra Verde y haz un paseo hasta Morretes – la vista de la Selva, de los puentes y cascadas es de dejarte sin aliento – y saborea el barreado. Otra opción es hacer un paseo de balón en Curitiba.
Belo Horizonte (Getty Images)
Belo Horizonte (Getty Images)

3) Belo Horizonte

Entre las opciones de viajes baratos en Brasil está Belo Horizonte. Es imposible hablar de BH sin mencionar el conjunto arquitectónico de la Laguna Pampulha, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Da para pasar el día por allí y conocer la Igrejinha de São Francisco, la Casa Kubitscheck, la Casa do Baile y el Museo de Arte Moderno. 
El escenario cultural de Belo Horizonte es riquísimo. La Plaza da Liberdade reúne una gran concentración de centros culturales –  forman parte del complejo el CCBB, el Memorial Minas Gerais, el Museo de las Minas y del Metal, el Espacio del Conocimiento de la UFMG, la Casa FIAT de Cultura, el Centro de Arte Popular y el Museo Mineiro. La región también cuenta con varias opciones de hospedaje.
Visitar la capital minera es sinónimo de comer bien: vale salir de la dieta y deleitarse con los panes de queso, dulce de leche, las cervezas artesanales, carnes de cerdo y otros manjares locales. La región de Savassi cuenta con excelentes opciones de restaurante. Aprovecha para conocer lo mejor de la culinaria mineira en BH
Si tuvieras un tiempecito extra, vale la pena hacer un ida y vuelta a Ouro Preto para apreciar los escenarios históricos. Otra posibilidad es visitar Inhotim, el mayor centro de arte contemporáneo a cielo abierto. 
Santos (Getty Images)
Santos (Getty Images)

4) Santos

Ubicada  a apenas 85 km de São Paulo, Santos pose un litoral de 7 km de playas. Entre las más conocidas están la de José Menino y la do Gonzaga, que es donde está el ibis Santos Gonzaga Hotel
 El paseo peatonal es uno de los puntos más encantadores de la ciudad y abriga el Jardín da Orla, que fue considerado como mayor en extensión del mundo por el Guinness World Records en 2002. Estos factores tornan Santos una opción de destaque entre los viajes baratos en Brasil. Para quien va con niños, una buena opción es visitar el Acuario Municipal de Santos, que cuenta con 120 especies de animales marinos. 
Pero no solo de playas vive Santos. En 2014, la ciudad natal del rey del fútbol ganó un museo dedicado a Pelé – así como la Vila Belmiro, es el paseo ideal para los amantes del fútbol. En el Centro Histórico, es posible pasear en tranvía y conocer locales como Museo del Café, el Santuario Santo Antônio do Valongo, el Teatro Coliseu y la Iglesia do Convento do Carmo. Hablando en café, ¿qué tal una pausa en el itinerario? Descubre las mejores cafeterías en Santos.
Poços de Caldas (Getty Images)
Poços de Caldas (Getty Images)

5) Poços de Caldas

Antes considerada la ciudad perfecta para luna de miel, hoy Poços de Caldas atrae familias, ancianos e incluso jóvenes aventureros. Las Thermas Antônio Carlos, el primer establecimiento termal de Brasil, ya fue escenario de teleseries y recibió incluso el ex-presidente de la República Getúlio Vargas. Hoy, el local ofrece tratamientos de salud y estéticos, como los bañhos termales sulfurosos a 37º C.  La Fuente de los Amores, con agua sulfurosa, es también uno de los puntos más visitados de la ciudad.
Unas de las atracciones del local son las tiendas/fábricas de cristales, como la São Marcos y la Cá d’Oro, donde es posible incluso acompañar la confección de los ítems.  Otra opción de paseo es subir la Sierra de São Domingos y visitar el Cristo Redentor – aprovecha para subir en teleférico y apreciar la vista. Para quien va con los niños, vale la parada en el parque de diversiones Walter World. La Casa de Cultura/Instituto Moreira Salles recibe exposiciones temporarias, cursos y exhibiciones de películas.
Después de todas estas actividades, ¿qué tal descansar? Cerquita del Centro, el ibis Poços de Caldas es el lugar perfecto para hospedarse en la ciudad que forma parte del itinerario de los lugares más baratos para viajar en Brasil.
Parque en Goiânia (Getty Images)
Parque en Goiânia (Getty Images)

6) Goiânia

La capital de Goiás es conocida por sus calles arbolizadas, sus edificios art déco y por el gran número de parques. Entre ellos, están el Vaca Brava, el Bosque dos Buritis, el Flamboyant y el Areião. La Plaza Cívica, hito inicial de Goiânia, es un otro punto a visitar en la ciudad y reúne el Palacio das Esmeraldas, el Palacio Pedro Ludovico (antiguo centro administrativo), el Monumento a las Tres Razas, el Museo Zoroastro Artiaga, el Quosco de Música y el Monumento Carajá.
El arquitecto Oscar Niemeyer también dejó su marca por aquí. El Centro Cultural Oscar Niemeyer es compuesto por cuatro edificios que abrigan la biblioteca, el Museo de Arte Contemporáneo (MAC), el Palacio de la Música y el Monumento a los Derechos Humanos. Un paseo imperdible es el Memorial do Cerrado, complejo científico que funciona en el Campus II de la PUC Goiás. Abriga el Museo de Historia Natural, la Villa Cenográfica de Santa Luzia, la réplica de una aldea indígena y de un quilombo, además de senderos ecológicos. 
La culinaria local posee gran influencia indígena y uno de sus principales ingredientes es el pequi, fruto del Cerrado. Otros platos típicos son pescado en la teja, el arroz con suã, angu y empadão goiano. 
¿Vas a visitar la ciudad? En Goiânia, puesdes quedarte hospedado en el ibis Goiania y en el ibis Styles Goiania Marista.  
Campo Grande (Getty Images)
7) Campo Grande

7) Campo Grande

¿Vas a aprovechar las bellezas naturales de Bonito o del Pantanal? Aunque sea una capital con aires de interior, Campo Grande también integra el equipo de lugares baratos para viajar en Brasil y merece una parada un poco más larga. El Parque das Nações Indígenas es uno de los mayores parques urbanos del mundo: es perfecto para correr, tomar un tereré o admirar la puesta de sol.  Por ser la única ciudad brasileña que tiene aldea indígena urbana, la capital abriga el Memorial de la Cultura Indígena, que ofrece la exposición y comercialización de piezas artesanales, además de realizar talleres. Además, para quien le gusta la artesanía no puede perderse la Casa del Artesano, con ítems únicos producidos en Mato Grosso do Sul. 
¿Quieres porbar los manjares locales? La Feria Central de Campo Grande es el local cierto. Como la ciudad tiene fuerte influencia de la cultura japonesa, los destaques están por cuenta del sobá, yakisoba y brochetas con la mandioca amarilla de la tierra. Por hablar en comida, otras delicias típicas de la región son la longaniza de Maracaju (su diferencial es que es dejada de remojo en un caldo de naranja), la sopa Paraguaya (una tarta salada y húmeda) y la Chipa (una especie pan de queso en formato de herradura).  
 Quien pretende visitar Campo Grande encuentra dos excelentes opciones de hospedaje: el ibis Campo Grande y el ibis budget Campo Grande.
Belém (Getty Images)
Belém (Getty Images)

8) Belém

La capital de Pará ciertamente es diferente de todo lo que ya viste. La ciudad es estratégicamente ubicada en la puerta de entrada para la Foresta Amazónica. Por cuenta de eso, las lluvias de final de tarde son infalibles, pero no persuaden los locales – la vida continúa, ¡como si nada estuviese sucediendo! Un paseo por la ciudad puede incluir el Mercado Ver-o-Peso (corazón de la ciudad) y Plaza Dom Frei Caetano Brandão, donde se encuentran el Museo de Arte Sacro, el Fuerte do Presépio, la Casa das Onze Janelas y la Catedral da Sé. La Estação das Docas y el Theatro da Paz también forman parte del itinerario esencial por Belém. 
La gastronomía paraense es un detalle a parte y usa muchos ingredientes locales como tucupi, jambu, açaí y cacau, presentando sabores únicos para quien visita la capital del estado. Los helados de la tradicional Cairu cuentan con más de 100 sabores hechos con frutas de la región como cupuaçu, açaí, tapioca, cajá y taperebá.
Una opción para quien tuviera más tiempo es dar una estirada hasta la Isla de Marajó.
Fortaleza (Getty Images)
Fortaleza (Getty Images)

9) Fortaleza

Playa, sol, hermosos paisajes... ¡Fortaleza es todo eso y mucho más! La primera cosa que pasa por la cabeza de quien visita la capital cearense es conocer hermosísimas playas. ¡Y eso la ciudad tiene de sobra! La Playa do Futuro es la más cerca de Fortaleza. Otro datos es conocer Porto das Dunas y la Prainha. Hay también opciones un poco más alejadas, como Águas Belas, Morro Branco (donde está el Monumento Nacional das Falésias), Cumbuco y Lagoinha.
Además de las playas paradisíacas, la capital cearense reserva incluso otras atracciones interesantes. El Theatro José de Alencar es una de las sorpresas de la ciudad con su estilo art-nouveau. El Centro Dragão do Mar de Arte y Cultura es uno de las tarjetas postales de Fortaleza y reúne el Museo de la Cultura Cearense, el Museo de Arte Contemporáneo, la Multigalería, el Planetario y el Cine Fundação Joaquim Nabuco. ¿Quieres comprar un recuerdo de viaje? El Mercado Central, la Feirinha da Beira-Mar y la Ceart son buenas opciones. En la gastronomía, la especialidad son los mariscos.
Quien visita la ciudad puede contar con la comodidad del ibis Fortaleza Praia de Iracema o del ibis Fortaleza Centro De Eventos
Si tuviera tiempo, incluya en su itinerario una escapada para Canoa Quebrada y Jericoacoara – ¡no irás a arrepentirte! Las playas son increíbles, pero un poco más alejadas.  
Recife(Getty Images)
Recife(Getty Images)

10) Recife

Al llegar en Recife, los turistas son sorprendidos con la linda playa de Boa Viagem y su litoral. Pero está atento – los ataques de tiburones son comunes por allí. Por eso, aprovecha el escenario para tomar sol en la arena o hacer una buena caminata - actividades perfectas para quien quiere lugares para viajar con poco dinero en Brasil.
Para quien busca actividades fuera de la playa, la capital pernambucana va mucho más allá de Boa Viagem. ¡La ciudad es conocida como Venecia brasileña y no es casualidad! Allí, los turistas pueden pasear de catamarán por el Río Capibaribe. 
Las atracciones culturales de la capital también son un punto fuerte. El barrio de Recife Antiguo es parada obligatoria para quien visita la ciudad. Allí encuentras la Plaza Rio Branco, hito cero de la ciudad, el Puerto de Recife, la Aduana, la Torre Malakoff, la Sinagoga Kahal Zur Israel, el Fuerte do Brum y la Antigua Bolsa de Valores de Pernambuco y Paraíba (Centro Cultural da Caixa). El Instituto Ricardo Brennand también está cerca de la región y cuenta con un valioso acervo artístico e histórico originario de la colección particular del industrial pernambucano Ricardo Coimbra de Almeida Brennand. Vale la pena también reservar un tiempo para dar un salto en Olinda. 
¿Vas a aprovechar la capital pernambucana? Puedes quedarte en el ibis Recife Boa Viagem o en el ibis Recife Aeropuerto
¿Sobró tiempo? Incluye en tu viaje una visita a Porto de Galinhas o a las piscinas naturales en Carneiros.

Vous avez aimé ? Partagez !

Aleatorio

Más ideas de viajes