Le Magazine Accor Hotels
EN LOS PICOS DE GRANADA

Planes en Sierra Nevada que van más allá del esquí

Muchos pensarán que si no vas a calzarte los esquís, ¿para qué visitar Sierra Nevada? Nada más lejos de la realidad

La estación de esquí más meridional de Europa se encuentra en una cadena montañosa  privilegiada en la que deslizarse sobre dos tablas sujetas a las botas no es la única alternativa de ocio disponible.

Disfruta de un día estupendo en Sierra Nevada sin necesidad de ponerte los esquís

Convencerte para pasar unos días en el Hotel ibis Granada no ha sido tarea complicada. Un alojamiento moderno, una ciudad encantadora, una oportunidad para ponerte fino de tapas espectaculares… Pero lo de calzarte los esquís y entrar en pista no termina de entusiasmarte. ¿Te vas a quedar de brazos cruzados mientras el resto del grupo lo pasa genial? De eso ni hablar. Tienes muchos otros planes para disfrutar de la nieve como un oso polar.  
¿Has oído hablar del tubbing? Es una forma muy original de lanzarte por la nieve. Todo lo que necesitas es un disco hinchable, una pista nevada y olvidarte de complejos: hacer el ridículo nunca había sido tan divertido. Otra opción más tradicional es la de los trineos o su versión mejorada, las bici-trineos. Con estas últimas puedes sentir cómo vuelas sobre la nieve a gran velocidad.  
Y que no se te olvide hacer una paradita en los restaurantes de la zona, que las emociones fuertes abren el apetito. Un buen potaje de garbanzos o una olla de San Antón te harán entrar en calor. 

¿Y qué se mueve por la sierra cuando no hay nieve?

Pensar que Sierra Nevada sólo es una estación de esquí es como decir que Valencia sólo son Fallas o Pamplona sólo Sanfermines. Pero lo cierto es que -¡oh! ¡sorpresa!- este paraje granadino existe los 365 días del año, incluso fuera de la temporada diciembre – marzo.  
La Sierra conserva su encanto y belleza también cuando no está cubierta por un manto de nieve. De hecho, ése es un estupendo momento para conocerla tanto por tierra, recorriendo los innumerables senderos que la atraviesan (“la Vereda de la Estrella” o “la Ruta Sulayr” son los más conocidos), como desde el aire para contemplar la Laguna de La Calera.  
Si te gusta la aventura y quieres tener un subidón de adrenalina, atrévete con un vuelo en parapente ente los sobrecogedores picos de este paraje. Y si prefieres las emociones fuertes, pero más cerca del suelo, no te pierdas el trineo ruso, una divertida propuesta sobre raíles en la que puedes controlar la velocidad con la que te deslizas por la montaña.

Vous avez aimé ? Partagez !

Aleatorio

Más ideas de viajes