Le Magazine Accor Hotels
Los mejores destinos

Los diez ‘must’ de Asia

Contrastes demoledores, una cultura diferente y rica en atractivos rincones, tanto urbanos como naturales y todos fascinantes. Asia ejerce un magnetismo único en el viajero occidental y por ello hacemos un repaso por diez de los destinos que ayudarán a conocer mejor este continente.

Asia está de moda. El contraste cultural que supone para un occidental, la intensa vida de sus capitales, la excelente calidad de sus alojamientos, lo relativamente económicos que son la mayoría de países, las playas de ensueños que posee, la gastronomía o unos espacios naturales únicos; son algunas de las razones que lo explican. Cada uno tendrá la suya o incluso varias, pero lo cierto es que Asia ejerce un magnetismo indómito para cualquier viajero que presuma de serlo. Es mucho más que un destino exótico. Al principio lo era por la novedad, pero muchas personas que viajan a un país asiático por primera vez vuelven con ganas de repetir. Hablar de Asia en general resulta demasiado amplio para generalizar, pero hay características comunes a todos los países que forman este gran continente. Una de ellas es el carácter amable y cercano de sus gentes, una circunstancia clave para que trasladarse hasta el este del globo terráqueo, sea una experiencia más placentera aún. Viajar a Tailandia, China, India o Japón se ha convertido en algo más o menos habitual entre los turistas occidentales, pero las ansias de descubrir más países asiáticos han hecho que otros países como Corea del Sur, Singapur, Vietnam, Indonesia o Malasia entren dentro de esa relación.

Los destinos asiáticos más seductores

Hablar de los diez ‘must’ de Asia es ponerse en una difícil tesitura. Resulta muy complicado reducir a una decena los destinos más seductores que nos esperan en este continente, porque las opciones son casi infinitas. Cada país tiene ciudades y rincones con mucho que ofrecer, aunque vamos a hacer un ejercicio de síntesis para centrarnos en esos lugares imprescindibles en los que el viajero descubrirá la esencia de Asia.
La modernidad y el clasicismo de Singapur
La modernidad y el clasicismo de Singapur

1. Singapur

La capital del país del mismo nombre es el mejor ejemplo del Asia más pujante. Una ciudad moderna con edificios asombrosos, rascacielos de vértigo, parques que son auténticos vergeles y barrios muy auténticos. Las extraordinarias vistas de la ciudad que ofrece el Marina Bay Sands, la isla de Sentosa, el mercadillo de Bugis Street o los espectaculares Jardines de la Bahía, son algunos de los lugares que no hay que perderse.

2. Seúl

Aunque China y Japón generan mucho más magnetismo, poco a poco Corea del Sur se va erigiendo como un destino cada vez más solicitado. Su capital, Seúl, aúna a la perfección tradición y modernidad convirtiéndose en una ciudad que impresiona al visitante. Los palacios reales que nos hablan del pasado del país, los templos budistas, la vanguardia del barrio de Gangnam o el relajado entorno del arroyo Cheonggyecheon, son una muestra de las visitas que se deben hacer en la capital surcoreana.
La Gran Muralla, visita imprescindible de Pekín
La Gran Muralla, visita imprescindible de Pekín

3. Pekín

Un denominador común en las capitales asiáticas son sus contrastes. Por un lado se aferran a sus tradiciones más ancestrales, pero por otro no permanecen ajenas al huracán tecnológico y de progreso que trae la sociedad actual. Un buen ejemplo es Pekín o Beijing. La capital china otorga una amalgama de sensaciones, olores y sabores que quedan grabados en la memoria de cualquier viajero. La Gran Muralla, la Ciudad Prohibida, el Templo del Cielo o la simbólica plaza de Tiananmén, son algunas de las razones por las que visitarla.

4. Nueva Delhi

Esta ciudad es uno de los ‘must’ de Asia, no porque sea lo más indispensable que ver en India, sino porque al ser el punto de llegada al país sirve en bandeja una buena forma de palpar su realidad. El Fuerte Rojo de Old Delhi, el mausoleo de Gandhi en Raj Ghat, sus espectaculares templos o la zona financiera de Connaught Place, son algunas paradas necesarias en la capital india.

5. Bangkok

Viajar a Tailandia es uno de los objetivos primordiales de cualquiera enamorado de Asia y de los viajes en general. Se trata de un país fascinante donde destaca por encima de todo su capital, Bangkok. Ese caos ordenado donde cada rincón es deslumbrante hipnotiza por completo. En la capital tailandesa el visitante no se puede perder los templos y palacios de su corazón histórico, los mercados, Chinatown, el Monte Dorado y, por supuesto, su gastronomía.
Tokio es la ciudad más poblada del planeta
Tokio es la ciudad más poblada del planeta

6. Tokio

Los que han visitado Tokio la describen como una de las ciudades más espectaculares del mundo, sino la que más. Aunque el Japón más tradicional se puede descubrir en otra gran urbe como Kioto, la capital nipona es una sucesión de luminosos, tecnología, ríos de gente en calles y estaciones… Y todo ello en perfecto orden y con una limpieza exquisita. Tokio es inmenso, pero sus barrios de Ginza, Akihabara, Asakusa, Shinjuku y Shibuya, con su archiconocido paso de cebra, son de visita casi obligada.

7. Hanoi

La capital vietnamita es un lugar idóneo para callejear, deambular, volver a callejear… Sentir su vitalidad desbordante simplemente caminando y descubriéndola a cada paso. En ese recorrido hay que pararse en el mausoleo de Ho Chi Minh, el Templo de la Literatura y el barrio antiguo, además de saborear su gastronomía y asistir a un espectáculo de marionetas en el agua.

8. Kuala Lumpur

Malasia también está apareciendo poco a poco como uno de los destinos más solicitados por occidentales en Asia. La capital, Kuala Lumpur, ofrece ese bendito contraste que distingue a las grandes ciudades de este continente. En ella podemos acabar con dolor de cuello mientras miramos las interminables Torres Petronas, conocer su gastronomía típica en el Mercado Central o viajar a la Malasia más tradicional en las Batu Caves o en el espectacular templo hindú Sri Mahamariamman.
Shangai, una realidad de contraste arquitectónico
Shangai, una realidad de contraste arquitectónico

9. Shanghai

Además de Pekín, en China no se puede dejar de visitar Shanghai. Es el mejor ejemplo de la China más moderna y vanguardista en contraste con la que nos encontramos en las zonas rurales. Esa confrontación de realidades es una de las cosas que más atrae al visitante de este país. En Shanghai hay que pasear junto al río en The Bund, viajar al origen de la ciudad en Old City y descubrir su cara más actual en el distrito de negocios de Pudong.

10. Bali

Aunque habitualmente se liga a Bali con un turismo de playas exóticas y descanso total, esta isla de Indonesia tiene muchísimo más. Obviamente no hay que dejar de tomar un baño en esos lugares de postal de su parte sur, pero además hay que conocer sus encantos naturales como el lago Bratan, el Bosque Sagrado de los Monos o las cuevas de Goa Lawah.

Vous avez aimé ? Partagez !

¿Quieres saber más?

Continuar con el viaje

NUESTRAS GUÍAS NUESTROS HOTELES EN ASIA

Aleatorio

Más ideas de viajes