Le Magazine Accor Hotels
Curioseando culturas

Curiosidades sobre la cultura japonesa

Japón es un país que atrae por sus templos, paisajes únicos y por el bullicio de ciudades como Tokio, pero, por encima de todo, lo que más magnetismo genera es su apasionante cultura que tanta curiosidad provoca.

Cualquier viaje supone un enriquecimiento personal al estar en contacto con otras culturas, costumbres diferentes y formas de vida que, en ocasiones, nos pueden chocar. Esto sucede siempre, aunque nos movamos simplemente a un país vecino. Pero quizás una de las experiencias más apasionantes en este aspecto es realizar un viaje a Japón y descubrir una cultura tan distinta y admirable como es la nipona. Desde el mismo momento en el que se ponen los pies en el país, cambia la imagen de muchas de las cosas cotidianas que forman parte de nuestra vida. El orden, la educación, la limpieza y la hospitalidad nos chocan en un primer momento. Pero a medida que vamos descubriendo el país, nos siguen llamando la atención otros aspectos como su forma de entender la religión, el trabajo, el ocio, la vida en familia...<o:p></o:p>

Japón, tan cerca y tan lejos

Japón es un país cercano en el sentido de que facilita muchísimo la experiencia del turista. Desde poder contar con un bono exclusivo para extranjeros que permite usar sin límite su excelente red de ferrocarril, pasando por la puntualidad de todos sus transportes o la facilidad para encontrar siempre alojamiento. Pero es que además, la barrera del idioma se salva de un plumazo gracias a la amabilidad  de los ciudadanos japoneses. Al mismo tiempo, un viaje a Japón supone una experiencia más lejana, no sólo por la distancia, sino también por unas diferencias culturales abismales en algunos ámbitos. Por ello es importante conocer previamente algunos aspectos de su idiosincrasia que, sin duda, son para nosotros curiosos y llamativos.
Zapatos a la entrada de una casa en Japón
Zapatos a la entrada de una casa en Japón

La costumbre de descalzarse

Al igual que en Occidente lo más normal al entrar en una casa o en un restaurante es despojarse del abrigo (si estamos en invierno, claro está), en Japón es básico quitarse los zapatos. Es una costumbre que se cumple a rajatabla y que los viajeros deben tener en cuenta. Sucede en la mayor parte de los templos, en los restaurantes más tradicionales y en los alojamientos típicos llamados ryokan. Por este motivo, la higiene de los pies debe ser exquisita y, ¡ojo! , los calcetines siempre tienen que estar en perfecto estado.

Puntualidad absoluta

La puntualidad británica es cosa de aficionados comparada con la puntualidad japonesa. Especialmente se refleja en los transportes públicos. El tren, el metro o el autobús aparecen en la estación a la hora fijada y en el andén establecido. Si se anuncia que llegan a las 18:47, a esa hora justa están ahí. Incluso si, por alguna causa externa, hay un retraso de uno o dos minutos, un mensaje por megafonía pide disculpas a los usuarios.

“Caminito” para los discapacitados visuales

Cuando se camina por las calles de las grandes ciudades japonesas o por estaciones de ferrocarril, llama la atención la presencia de una hilera de baldosas, normalmente amarillas como las del “Mago de Oz”, que tienen formas en relieve. Estéticamente no encajan demasiado, pero la razón de que existan es poderosa. Es una especie de “caminito” para guiar a los invidentes por la vía pública.
Restaurante en Japón
Restaurante en Japón

No se deja propina

Una información que cualquier persona debe consultar antes de viajar a un determinado país es el capítulo de las propinas. Cada lugar del mundo tiene una costumbre diferente y es conveniente conocerla para no quedar como excesivamente generoso o demasiado huraño. En Japón no hay que preocuparse. El concepto propina no existe. El cliente paga lo que aparece en la cuenta, ni más ni menos. Si se nos ocurre dejar aunque sea unos pocos céntimos de yen, el camarero interpretará que nos los hemos olvidado, como si nos dejamos el paraguas, y tratará de devolvérnoslos.

Sorber al comer es de buena educación

Llama la atención que una sociedad tan educada y recta como la japonesa nos sorprenda a la hora de la comida con un “concierto” de sonidos que en Occidente estarían muy mal vistos. En el país nipón es normal sorber al comer, especialmente los llamados fideos soba. Es habitual ver en grandes ciudades a hombres y mujeres elegantemente vestidos sorbiendo como descosidos su comida antes de regresar al trabajo.
Baño Onsen típico de la cultura japonesa
Baño Onsen típico de la cultura japonesa

Tomar el baño en un onsen

Una costumbre muy nipona y una de las cosas más interesantes que ver en Japón es un onsen, el lugar donde se toma un baño al final del día. Se trata de lugares con baños terminales donde los japoneses se relajan, pero también lo pueden hacer los turistas. Eso sí, hay que cumplir las normas a rajatabla. Este tipo de baños se toman completamente desnudos, por eso la mayoría están separados por sexos. Además, es fundamental lavarse bien antes de tomar el baño. No estamos hablando de una ducha al uso, sino una labor de exfoliado de arriba abajo que se realiza sentado en un taburete y delante de un espejo. Posteriormente, sólo queda disfrutar del baño y tomárselo todo con mucha calma y sosiego.

Vous avez aimé ? Partagez !

¿Quieres saber más?

Continuar con el viaje

NUESTRAS GUÍAS NUESTROS HOTELES EN JAPÓN

Aleatorio

Más ideas de viajes