Le Magazine Accor Hotels
Saborea donosti

San Sebastián, una ciudad de lujo

Apunta los lugares clave para comer y beber y no dejes de disfrutar de las vistas desde el Monte Igueldo. ¡Enamórate de Donosti!

Un artículo de Laura Martín, periodista que escribe en su blog, además de en The Luxonomist y The Single-s.

San Sebastián es sin lugar a dudas una ciudad de auténtico lujo. No sólo por su ubicación geográfica, su gastronomía, sus paisajes, sus estrellas Michelín, su famoso festival de cine, sino además por haber sido Ciudad de la Cultura 2016. Ingredientes más que suficientes para realizar un viaje. Ya sabéis que los periodistas, entre trabajo y placer, andamos siempre tomando notas.

El clima en San Sebastián es impredecible. En mi caso, tuve la suerte de disfrutar en este viaje de un día de auténtico verano, de un día gris y lluvioso como una buena donostiarra, y de un domingo de calma de sol y nubes para reposar y querer seguir volviendo a la ciudad.  
Porque atrapa, no sólo la parte vieja con sus múltiples bares y pintxos, sino por los paisajes que descubres en cada playa, desde la más surfera a la clásica, pasando por la playa para disfrutar a primera hora con los animales… tres paseos que se convierten en uno y que te permiten descubrir varias ciudades dentro del mismo San Sebastián. 

Dónde ir de vinos y pintxos en San Sebastián

No sería de recibo pasar sin mencionar mis lugares favoritos para disfrutar de un buen vino. Aunque en mi caso, prefiero un buen champagne, y la suerte de tener vecinos franceses constantemente en la ciudad hace que sea muy sencillo disfrutar un pintxo con copa de champagne, o copas, allá el gusto, por supuesto. Gandarias es uno de mis favoritos; Atari por su ubicación en calle 31 de agosto, sus cócteles, el ritmo frenético de sus camareros y el no parar de entrar y salir platos; La Cepa la elijo por su carne, sin dudarlo, y su bocata de jamón serrano con queso no se puede olvidar. La Viña para cerrar, por su increíble tarta de queso. Tienen 25 siempre en movimiento, y no paran de partir porciones. Por cierto, cada ración son dos trozos, por si os veis con muchas ganas o ya vais justos al postre. Es quizá la tarta de queso más fotografiada en Instagram (y sí, yo también compartí el momento).

Una gastronomía de cine

San Telmo y el restaurante Nineu para disfrutar de otra manera, de alta gastronomía en dos zonas diferentes. Si tenéis la suerte de disfrutar de la semana del Festival de Cine, San Telmo es el lugar perfecto. Los cines Príncipe están justo en esa plaza, y es uno de los ejes de las películas. Las mejores copas, unas buenas raciones, y el mejor cine. No puedo elegir mejor plan y mejor zona. Si tienes la suerte de acudir a los pases del Kursaal, creo que me gustan más los de la mañana, más tranquilos y sin tanta alfombra roja. 
El restaurante Nineu es también de visita obligada. Una parada para comer, o desayunar, o incluso después de una película disfrutar del post film con una copa. Me encanta la terraza, no sólo por la ubicación, sino por sus platos. Creo que es el lugar de la ciudad donde más champagne se bebe. Tendría que tomar más notas para asegurarme.  

Por dónde pasear para empaparse de Donosti

Hay dos barrios que me fascinan para pasear y pensar que estás en otra época, pero sintiendo de veras que San Sebastián es una ciudad de auténtico lujo. Sitúate a la orilla del río. Bien por la derecha hacia el barrio de Amara, recorriendo sus palacetes de antaño, hoy convertidos en viviendas con unos jardines que enamoran. Bien por la izquierda hacia el barrio de Gros, con las nuevas viviendas, y los coquetos palacios y grandes viviendas majestuosas hoy disponibles para alquilar por partes… Gráficamente es una maravilla. Para la vista y los sentidos, casi como ver detenerse el tiempo. Es también un punto donde elegir vivienda si fuera posible, lo suficientemente cerca de todo (tan sólo hay que cruzar un puente), lo suficientemente lejos para tener comercios, panaderías, restaurantes menos glamurosos, y otros servicios más cómodos para el día a día.

Dónde dormir en San Sebastián

Soy una enamorada de los hoteles, los disfruto sobremanera, por eso la elección en este caso no podía ser otra. Cuando reservas una habitación en el Hotel Mercure Monte Igueldo esperas un lugar casi como un castillo, una fortaleza sobre una roca, divisando todo, teniendo la ciudad a tus pies. Cuando llegas y descubres cómo es… caes rendido sin lugar a dudas a sus vistas, a su torre, a su piscina sobre el Cantábrico, a la luz de la mañana viendo amanecer entre las montañas, a la luz del mediodía con el sol brillando bien fuerte y haciéndote casi cerrar los ojos para que te quedes con el recuerdo. Pero es cuando cae la noche, cuando abres la puerta de la terraza de la habitación y escuchas de lejos el murmullo del mar, ves las luces suaves de la ciudad, lejos pero muy cerca; llegas casi a sentir pequeños movimientos de olas y descubres una imagen de postal. Es ahí cuando te das cuenta que estás viviendo un momento flaimitudemun absoluto y que este hotel tiene la mejor ubicación de San Sebastián.

Vous avez aimé ? Partagez !

Aleatorio

Más ideas de viajes