Le Magazine Accor Hotels
los mejores planes en granada

Granada: placeres mundanos para viajeros poco previsores

Un artículo de Nani Arenas, autora del blog La Viajera Empedernida

Llegas a Granada con la ilusión de recorrer la Alhambra y con razón. Es el imán más potente de la capital andaluza, Graná para los lugareños. Lamentablemente, es la Alhambra miel sólo apta para viajeros muy previsores. Si lo has sido y has logrado una entrada reservando con mucha antelación (meses incluso) enhorabuena. Te esperan cuatro horas repletas de belleza aderezados con el rumor del agua que emana de sus famosas fuentes.  
Si no has tenido suerte, no pasa nada. La Alhambra también es bella por fuera y a su alrededor hay rincones varios que no requieren reserva previa. Por ejemplo, el peculiar Palacio de Carlos V, de estilo renacentista y con una forma circular muy especial. A su vera, la placeta de los Aljibes y los jardines del Patio de Machuca, desde donde contemplar las más hermosas vistas del Albaicín.  
Para salir de la Alhambra, no lo dudes. Sal por la Puerta de la Justicia. Y baja, a pie, por la cuesta de Gomérez que te lleva desde lo alto de la colina de la Sabika hasta el corazón de Granada. Y una vez en centro de la ciudad, ¡aviso! Esta es una ciudad habitada por gente que casi vive en la calle. Y una de las grandes instituciones de Granada es el tapeo. Y bares hay casi tantos como poetas que han dedicado odas a esta capital andaluza. 

Mirador de San Nicolás en Granada

Nuestras mejores propuestas para Granada

Propuesta. Tomar la primera tapa en alguna de las terrazas del evocador paseo de los Tristes, situado a orillas del río Darro. Y luego, piérdete por el Albaicín, barrio de esencia árabe. Laberinto de calles empinadas, tortuosas y estrechas, llenas de escaleras y plazas arboladas flanqueadas por casas de color blanco impoluto. Siempre animado, siempre auténtico.  
Rebosante de deliciosas terrazas, tiendas de recuerdos y artesanía, todo ello aderezado con las mejores vistas de la Alhambra. Hay muchos puntos desde donde contemplar la imponente silueta de la fortaleza, pero sin duda, uno que brilla por encima de todos. Un balcón de selfie obligado con el palacio al fondo, a ser posible al atardecer aprovechando la puesta de sol: el siempre abarrotado de gente mirador de San Nicolás. 
Al lado del Albaicín, otro barrio de sabor auténtico: el Sacromonte, donde los aires flamencos sustituyen la esencia islámica. Del Corán al Tablao. Otro imprescindible que puedes recorrer bien a pie, o bien a bordo de algún autobús urbano. No dudes en preguntar. Los lugareños, grandes embajadores de su ciudad, te informarán encantados de los posibles recorridos. De verdad, no te creas eso de la “mala follá” que dicen tienen los granadinos, confirmo que es una leyenda urbana.  
Y de vuelta al centro de la ciudad donde uno ratifica que Granada es un crisol. Árabe, gitana, pero también cristiana y castellana. Es casi un deber acercarse a la Catedral y visitar la tumba los Reyes Católicos, los íconos de Castilla cuyos cuerpos descansan para la eternidad en la anexa y renacentista Capilla Real. La sepultura está abierta al público. Al lado de Isabel y Fernando, reposan también su hija Juana la Loca, su marido Felipe el Hermoso junto al pequeño ataúd del infante Miguel de la Paz de Portugal, nieto los reyes de Castilla y Aragón y fallecido a los dos años de edad.  
Al salir de la catedral toca recorrer la Alcacería, la zona comercial, el viejo zoco con sus casas moriscas y donde todavía hoy se venden esos recuerdos típicos, el trofeo de todo viajero.

No te olvides de tapear

Para rematar el día, de nuevo a tapear, por ejemplo, en la plaza de Bibarrambla, la más genuinamente granadina, donde desembocan nuevas calles y mil historias. También puedes optar por sentarte a tomar algo en la Plaza Nueva, la más antigua de la ciudad y por la que seguro, pasarás varias veces durante tu estancia en Granada. Y como alternativa, las terrazas de la Plaza de Toros, más alejadas, poco turísticas pero las favoritas de muchos lugareños.

Vous avez aimé ? Partagez !

Aleatorio

Más ideas de viajes