Le Magazine Accor Hotels
Londres con niños: una experiencia única

Si buscas planes en familia para pasártelo como nunca en Londres, toma nota…

Laura Martínez -

Visitar Londres con niños es una experiencia única. La capital británica cuenta con numerosos lugares, restaurantes, atracciones y eventos pensados únicamente para los más pequeños de la familia. Ciudad cosmopolita donde las haya, Londres es la ciudad de las ciudades, donde todo puede pasar y que no te deja indiferente cada vez que la visitas y siempre la miras con otros ojos. Esta vez nosotros la vivimos a través de la mirada de un niño.

1. Visitar la mítica juguetería Hamleys en Regent Street

Es lugar de parada obligatoria, ya que no es solamente una de las jugueterías más grandes del mundo, sino que también es una de las más famosas. Esta maravillosa juguetería es el paraíso de cualquier niño. En la puerta suele haber una o varias personas disfrazadas saludando a todo aquel que pasa, y prestando especial atención a los niños, normalmente con pistolas de burbujas o algún juguete. Los escaparates son, sin duda, de los más coloridos de Londres, en los que suelen ser protagonistas los juguetes o personajes de películas de moda del momento.  

2. Montarse en los típicos autobuses rojos

Subir a la segunda planta es una gran aventura para los más pequeños. Nosotros hicimos dos viajes recorriendo la ciudad y fue uno de los planes que más disfrutó nuestro hijo.  

3. Dar un largo paseo por Hyde Park

Dentro de uno de los parques más famosos de Londres puedes disfrutar con los pequeños de la casa. Puedes visitar la estatua de Peter Pan en los jardines de Kensington. Fueron estos jardines los que inspiraron al autor, J.M. Barrie, para empezar la historia de Peter Pan. Además, la estatua se halla localizada en el punto exacto en el que Peter Pan “aterriza” en la primera versión. Se cuenta que fue colocada en ese lugar por el propio autor en secreto una noche, ya que el permiso para colocarla había sido denegado. En Hyde park también es un gran atractivo ver y dar de comer a las numerosas ardillas que campan a sus anchas a lo largo del parque.

4.  Si tu vértigo te lo permite, no dejéis de visitar el London Eye

La gran noria de Londres se encuentra en pleno centro de Londres, en la orilla sur del río Támesis a escasos metros del Big Ben.  

5. Visitar Winter Wonderland es parada obligatoria en Navidad con los niños

Un parque de atracciones solo dedicado a los niños y a la Navidad. Cuenta con uno de los mercadillos navideños más grandes de la ciudad, con un gran número de puestos para comprar regalos, así como puestos de comida y bebida. El único inconveniente es que durante el fin de semana puede haber mucha gente, pero aun así, en mi opinión merece la pena ir a visitarlo.

6. Visitar el Palacio de Buckingham y ver su cambio de guardia

El cambio de guardia en Londres es una de las atracciones turísticas más famosas e importantes de la capital británica, atrayendo cada día a cientos de turistas.

7. Visitar los almacenes Harrod's

Merece la pena darse una vuelta por estos míticos almacenes londinenses y perderse en la sección de libros y juguetes infantiles.

8. Patinar en la pista de hielo a los pies del Museo de Historia Natural de Londres

Un entorno maravilloso, en los que patinar, tomar un chocolate caliente o montar en su tiovivo, hace de ellos una parada obligatoria.

9. Visitar el Big Ben

Posiblemente el reloj más fotografiado y famoso del mundo. Dar un paseo por los alrededores es un atractivo para todos incluido los niños.  

10. Pasear por sus calles con la iluminación navideña

De las más bonitas ciudades adornadas con miles de luces y bombillas, con una decoración clásica y tradicional.    
Londres es un destino de diez, por su cercanía es ideal para viajar en familia y poder descubrirlo es siempre un placer. Otro de los puntos que no pueden faltar si viajas con niños es el tema del alojamiento. En nuestro caso, el hotel Novotel Paddington cubrió con creces todas nuestras necesidades: cama supletoria, desayuno buffet y un plus añadido es su corner infantil. Lucas estaba deseando bajar a la planta baja y jugar en la zona de los juegos interactivos. No había quien lo sacara de allí, además, tuvieron un detalle con él a su llegada con unos regalitos que hacen las delicias de los más pequeños. 

Vous avez aimé ? Partagez !

Aleatorio

Más ideas de viajes