Le Magazine Accor Hotels
Gastronomía pucelana

En busca del mejor lechazo de Valladolid

Prepárate para saborear un sublime lechazo en Valladolid y deléitate en todos los sentidos

Un artículo de Isaac Martín, autor del blog de viajes Chavetas

Los mejores pastos de Castilla y León y una dieta equilibrada hacen de la oveja churra uno de los platos típicos más destacados entre las mejores recetas de Valladolid, con carne tierna de intenso sabor por dentro y de crujiente asado por fuera. 
Es ese momento, cuando según lees estas líneas comienzas a salivar, en el que coges “carretera y manta” destino Valladolid (ya sea en coche o gozando de la alta velocidad que el AVE ha acercado la ciudad castellana más que nunca) para disfrutar de un extraordinario cordero lechal recién salido del horno.

El legado arquitectónico

Valladolid respira extensa historia en todas sus calles. El legado arquitectónico de la ciudad empieza en el centro neurálgico con su Plaza Mayor y llega hasta la hermosa Catedral diseñada por Juan de Herrera, la Iglesia de San Pablo, fundada en 1286 por María de Molina, o la Iglesia de Santa María de la Antigua, dejando atrás edificios y construcciones como la Academia de Caballería en la Plaza Zorrilla, la barroca San Juan de Letrán, la llamada Casa de Cervantes, el remodelado Pasaje Gutierrez del siglo XIX (ahora de uso comercial) o las once hectáreas verdes del Parque de Campo Grande.

Los hornos de leña de Valladolid

Sin embargo, son los famosos hornos de leña los que nos han traído hasta aquí y los que también, tras media jornada de visitas, agudizan nuestros sentidos. Estos hornos constituyen en esta ciudad una verdadera tradición y no solo su preparación sino también porque llegan a ser auténticas obras de arte. 
Entonces surge la gran pregunta. ¿En qué sitios de Valladolid podemos degustar tan exquisito plato? Salimos en busca del mejor lechazo y preguntamos a los locales. Salen nombres como la Parrillada de San Lorenzo, el Mesón Don Pelayo o El Antiguo Puchero con más o menos adeptos … pero hay uno del que nadie duda. Ubicado en la calle Acera de Recoletos, el Figón de Recoletos es considerado uno de los mejores sitios de Valladolid para degustar el más sabroso lechazo castellano.

Comer en El Figón de Recoletos

Arañas de cristal como lámparas, tapices que forman paredes o tallas de madera en techos. Ya desde el momento que entras por sus puertas te das cuenta del tipo de restaurante de decoración sobria en el que te encuentras. El Figón de Recoletos recuerda más a un salón de palacio que a un moderno restaurante. 
Una sopa castellana no puede faltar entre los entrantes. Realmente es una forma de alargar la experiencia porque a este asador castellano con horno de leña todos venimos buscando de forma innegociable su lechazo asado. Este se presenta completo pero el famoso trincado da el pistoletazo de salida. El camarero, con maestría, hunde el plato en las costillas del lechal mientras éstas crujen seduciendo a los privilegiados comensales y lo descuartiza para servirlo. Todo está listo y en su punto. ¡Buen provecho! 

Más sitios donde disfrutar de la mejor comida

Cae la noche a orillas del Pisuerga y, tras una tarde más tranquila en los más de 115.000 m2 de la amplia variedad de flora y fauna del Parque de Campo Grande o descansando en el agradable ibis Valladolid, uno se da cuenta que se encuentra en una capital de tapas por excelencia y que en los alrededores de la Plaza Mayor se congregan el mayor número de bares y restaurantes para degustar y deleitarse con las creaciones ganadoras de los concursos de los últimos años. Es el momento flaimitudemun por excelencia. Un “Castellano” o un “Messi” en el Jero, una “Breadbag, la bolsa de pan”, “Obama en la Casa Blanca” o “Tigretostón” en Los Zagales y otros tantos con nombres a cuál más original en La Mejillonera, La Tasquita, La Sepia, Casa del Volapié o El Alarcón. Es la experiencia del tapeo hecho arte y esto es Pucela.

Vous avez aimé ? Partagez !

Aleatorio

Más ideas de viajes