São Paulo
 

Cómo sacar el máximo partido de São Paulo en 3 días

¿Estás planificando un viaje a São Paulo? Inspírate y descubre todo lo que puedes hacer una vez llegues a tu destino con el itinerario que te sugerimos para una visita perfecta de tres días. Historia, cultura, ocio, restaurantes… No te pierdas ningún detalle durante tu escapada.

▼ Ver las actividades

Al sudeste de Brasil, São Paulo es una ciudad que cultiva todos los superlativos. La ciudad más grande de América Latina, capital cultural, centro financiero y núcleo industrial, São Paulo es un universo en sí mismo en el que se refleja toda la diversidad de América del Sur. En 450 años, aquella villa fundada por 12 jesuitas se ha convertido en una megalópolis de 11 millones de personas de todos los orígenes.

El recorrido por la ciudad comienza con el Patio do Colegio, en pleno casco antiguo de la ciudad. Esta antigua misión jesuita le llevará de vuelta a los orígenes de São Paulo pues su construcción se remonta al año 1554 y constituye el acto fundacional de la creación de la ciudad. En el interior, el Museo Padre Anchieta, nombrado como uno de los padres fundadores de la misión, le permitirá seguir la historia de la colonización de Brasil y de la acción de los jesuitas.

Quédese en la zona para el almuerzo y no dude en regalarse una de las mejores pizzas del mundo, a veces mejores que en Italia y por una buena razón: en São Paulo, cerca del 60% de la población tiene un antepasado italiano, lo que a veces le vale a la ciudad brasileña la calificación de "la capital de Italia". Sepa en todo caso que São Paulo es la segunda ciudad del mundo en consumo de pizza, detrás de Nueva York.

Por la tarde, encamínese hacia el Jardim da Luz, en el norte de la ciudad. Este es un parque que rodea la Pinacoteca del Estado de São Paulo, el museo más antiguo de la ciudad y una de las pinacotecas más grandiosas den toda América del Sur. En su interior descubrirá más de 8.000 obras, principalmente de artistas brasileños. Como la visita a un museo como este exige cierto esfuerzo, no dude en disfrutar de la tarde en el parque adyacente, el más antiguo de la ciudad.

Cerca de allí, si todavía tiene energía, se puede visitar el Museo de Arte Sacro de São Paulo, situado en un magnífico edificio del siglo XVI.

Por la noche podrá cenar tranquilamente en uno de los barrios de moda de la ciudad, como es el barrio Vila Madalena, en el oeste, o Vila Olimpia en el suroeste.

Día 2 >

▼ Ver las actividades

Al día siguiente, el día comienza de nuevo en el centro con una visita a la Catedral de la Sé que se encuentra situada en la plaza del mismo nombre. Este enorme edificio forma parte de las cinco catedrales neogóticas más grandes del mundo y no se completó hasta el año 1967.

Después del almuerzo italiano de la víspera, ¿por qué no descubrir otra de las grandes comunidades culturales que conforman São Paulo? Y es que se puede encontrar fácilmente un restaurante japonés en el centro de la ciudad, sobre todo en el distrito de Liberdade, al suroeste del centro, donde se concentra la mayor comunidad japonesa fuera de Japón.

Por la tarde coja el metro en dirección al símbolo de la ciudad, tan importante como el Pan de Azúcar en Río de Janeiro o la Torre Eiffel en París: la Avenida Paulista concentra la mayor parte de las sedes bancarias y grandes grupos financieros, expresando el dinamismo económico de Brasil.

Es en esta calle donde se encuentra el Museo de Arte de São Paulo, el MASP, cuya arquitectura brutalista ya merece por sí sola la visita. En el interior, usted descubrirá la mayor y más completa colección de arte occidental en América Latina, con más de 8.000 obras que abarcan desde el siglo XIII hasta la actualidad. Allí uno puede encontrar obras de Rafael, Botticelli, Tiziano, Delacroix, Velázquez, Rubens...

Al salir, descanse un poco en el Parque Trianon, que bordea la Avenida Paulista y tiene la particularidad de surgir a partir de un resto del bosque primario, por lo que está dotado de una exuberante vegetación tropical.

Por la noche aún se puede disfrutar de la Avenida Paulista, cuya actividad no se detiene nunca y donde se pueden encontrar numerosos y excelentes restaurantes, o también poner rumbo a la calle Augusta, que la cruza perpendicularmente y alberga un buen número de bares, restaurantes y discotecas. El último día de su estancia debería ser más relajante que los dos primeros ya que no visitará museos comparables al MASP o la Pinacoteca, sino que descubrirá los parques más famosos de la ciudad.

< Día 1 Día 3 >

▼ Ver las actividades

Todo comienza por la mañana con una visita al Parque de la Independencia, en el que descubrirá el Monumento de Ipiranga, que conmemora el grito de Ipiranga, es decir la Independencia brasileña que tuvo lugar el 7 de septiembre de 1822, una fecha que es día de fiesta nacional en la actualidad. El monumento también es la tumba de Pedro I, el proclamador de la independencia.

Diríjase a continuación al Parque Ibirapuera para disfrutar de un picnic en un espacio comparable a Central Park pero en el seno de São Paulo. Dentro de este gran espacio verde se pueden encontrar muchos edificios notables, como el MAM, el museo de arte moderno de la ciudad, el Museo de Arte Contemporáneo o el Pabellón de Manoel da Nobraga, que fue el ayuntamiento hasta 1922. Aproveche además esta última jornada en São Paulo para perderse un poco en el parque.

Y para su última noche, sólo tiene que permanecer en el parque para descubrir el Auditorio de Ibirapuera, diseñado por el arquitecto Oscar Niemeyer, que ofrece regularmente conciertos de gran calidad en este entorno paradisíaco.

En tres días en esta capital cosmopolita, sólo podrá hacerse una idea general de la riqueza de São Paulo. Sin embargo, tendrá la oportunidad de descubrir los elementos más emblemáticos e interesantes, como sus museos únicos en el mundo. Si tiene la oportunidad de regresar o pasar un poco más de tiempo en la ciudad, no se pierda la Torre Banespa, que ofrece una hermosa vista panorámica, o el barrio de Morumbi, lleno de hermosos parques y mansiones.

< Día 2

Nuestros hoteles en São Paulo

 

My TripPlanner

Para disfrutar de Trip Planner, deberás estar registrado.

Conéctate Regístrate