Río de Janeiro
 

Cómo sacar el máximo partido de Río de Janeiro en 3 días

¿Estás planificando un viaje a Río de Janeiro? Inspírate y descubre todo lo que puedes hacer una vez llegues a tu destino con el itinerario que te sugerimos para una visita perfecta de tres días. Historia, cultura, ocio, restaurantes… No te pierdas ningún detalle durante tu escapada.

▼ Ver las actividades

Capital de Brasil durante mucho tiempo antes de ser transferida a Brasilia, Río de Janeiro es la segunda ciudad más grande del país y sin duda la más emblemática. Reconocida por sus fiestas y carnavales, pero también por sus playas y favelas, la ciudad vive todo el año bajo la atenta mirada del Cristo del Corcovado, que la domina y protege.

Una vez llegado a Río de Janeiro, es probable que desee ir a una de sus playas legendarias, pero le sugerimos que comience con un paseo que le permitirá echar un vistazo general a la ciudad y hacerse una idea de su identidad y diversidad.

Rumbo pues hacia el Cristo Redentor, tan emblemático en Río como la Torre Eiffel en París. Esta estatua de 38 metros de altura se ha convertido en los últimos años en el principal símbolo de la ciudad. Situado en una pequeña colina, se puede ver la estatua de todas partes de la ciudad y viceversa: ofrece un marco ideal y un espléndido panorama de Río.

A sus pies está el Bosque de la Tijuca, que es el bosque urbano más grande del mundo y se extiende hasta el corazón de la ciudad. Se trata de hecho de un bosque surgido de la reforestación, cuando los brasileños se dieron cuenta del peligro que implicaba la deforestación de la ciudad. El bosque está protegido pues forma parte del Parque Nacional de la Tijuca y es un excelente lugar para hacer un picnic. En él encontrará numerosos lugares para visitar, como la Cascatinha, el lago de las hadas o el estanque de las soledades.

Por la tarde, puede continuar su aproximación a la ciudad subiendo a la cima del Pan de Azúcar, un pico rocoso que también ejerce como símbolo de la ciudad. La vista es magnífica allí a todas horas y le permitirá disfrutar de un envolvente panorama de los barrios de Botafogo y Flamengo, así como de las hermosas playas de Copacabana e Ipanema.

En su primera noche puede acudir a uno de los bares de la ciudad para ver por sí mismo el febril vaivén que provoca la Samba, como sucede por ejemplo en el Carioca da Gema, situado en el centro de Lapa, un barrio particularmente animado por la noche.

Día 2 >

▼ Ver las actividades

A la mañana siguiente, ponga rumbo al Jardín Botánico, uno de los jardines más bellos del mundo donde se puede descubrir un buen número de especies tropicales que viven únicamente aquí. En el interior tendrá la oportunidad de visitar la Casa dos Piloes y la Casa de los Cedros, que muestran cactus, helechos y plantas carnívoras particularmente destacables.

Al salir, diríjase al barrio de Santa Teresa en tranvía. Esta zona, conocida como el "Montmartre de Río" goza de hecho, como su homólogo parisino, de una posición elevada que le permite ofrecer hermosas vistas de la ciudad desde sus sinuosas y típicas callejuelas conectadas por numerosas escaleras. Muy colorido, el barrio es un regalo para la vista pero también para el paladar, pues allí se pueden encontrar muchos restaurantes con encanto donde degustar la Feijoada, un plato típico a base de frijoles negros, arroz y carne de cerdo. En la parte alta del barrio también podrá disfrutar de una impresionante panorámica de las favelas, los barrios pobres de Río que se recomienda mirar desde la distancia aunque forman una parte importante de su identidad.

Al caer la tarde llega por fin el momento de ir a una de las dos playas míticas de la ciudad, Ipanema, para disfrutar de una caipirinha. Esta playa situada en una zona residencial de lujo es menos ruidosa y animada que Copacabana, lo que la convierte en un destino especialmente romántico, inmortalizado en la canción Carlos Jobim y Vinicius de Moraes, The Girl from Ipanema. Si tiene la suerte de encontrase en ella durante la puesta de sol, verá cómo los bañistas aplauden este momento especial en reconocimiento a la vida y los días hermosos.

< Día 1 Día 3 >

▼ Ver las actividades

Comience la tercera jornada volviendo al centro de la ciudad, en el Museo Nacional situado en el parque de Quinta da Boa Vista, donde podrá aprender un poco más sobre la historia de Brasil. Allí encontrará una de las colecciones más hermosas del continente sobre la arqueología de las poblaciones de América del Sur. Al salir, puede aprovechar la amplitud del parque para hacer un picnic antes de dirigirse finalmente a la famosa playa de Copacabana.

No es casual que Copacabana sea una de las playas más famosas del mundo. Con casi 5 kilómetros de arena fina, ofrece un reflejo de la diversidad de los habitantes de Río de Janeiro. Al caer la tarde, todas las clases y todos los estilos se pueden encontrar aquí, desde los niños desfavorecidos hasta los más llamativos hombres de negocios, todos se lanzan a las olas con las mismas ganas. No faltan las actividades, sobre todo en torno al fútbol, que une a todos los brasileños. Allí también se puede disfrutar de un agua de coco, que se bebe en el mismo coco o mezclado con açaí, una fruta típica de Brasil.

Por la noche, es probable que desee disfrutar de un poco más de Copacabana y es de lo más comprensible. Deje la playa tras la puesta del sol para descubrir uno de los pequeños bares típicos del barrio, como el Bip-Bip con música en vivo casi todas las noches o el Sindicato do Chopp, famoso por sus cervezas. Para un ambiente un poco menos elegante pero más a la última diríjase al barrio de Botafogo, un lugar que atrae a los artistas y la juventud bohemia de la ciudad.

Después de probar tantas delicias, sin duda tendrá la impresión de marcharse demasiado pronto de Río de Janeiro y no le falta razón: en efecto, le quedan un montón de cosas por ver. Si tiene un par de días más, no se pierda la visita a la Bahía de Guanabara y la Isla de Paquetá, cuyos paisajes naturales son sobrecogedores.

< Día 2

Nuestros hoteles en Río de Janeiro

 

My TripPlanner

Para disfrutar de Trip Planner, deberás estar registrado.

Conéctate Regístrate